Trucos para ser el mejor jefe

Ser un buen jefe puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso.

Por ello estos trucos pueden ayudarte a lidiar con tus empleados.

Aventurarse en una idea empresarial, poner en marcha el negocio, tener gente a tu cargo, y estar sometido a presión son variables que te pueden hacer perder la calma. Te ofrecemos a continuación algunos consejos sobre hábitos que es mejor no tener.

  • En primer lugar hay que saber escuchar las opiniones de los demás. No es aconsejable ser una persona que todo lo sabe y que no admite consejos ni sugerencias.
  • En segundo lugar huye del egocentrismo. No te centres en tus propios éxitos y sí en los del equipo.
  • En tercer lugar y derivado del primer mal hábito no te creas que lo sabes todo y huyas de la formación.  Siempre hay algo que aprender.
  • En cuarto lugar, aprende de los errores. El que tiene boca se equivoca, y no pasa nada. Rectificar es de sabios. Y sobre todo la responsabilidad no es de los demás. No sea un jefe de esos que pronto se hace con los éxitos del equipo, pero que otorga los errores a los demás.
  • En quinto lugar, no grites. No es necesario. Como tampoco falta al respeto ni ridiculizar.
  • Finalmente, ten paciencia, y no te precipites en tu reacción.

Fuente: Comunicae