Telemarketing para ampliar la cartera de clientes

7 consejos para que puedas encontrar potenciales clientes a los que no puedes acceder cara a cara

 

 

Si estas interesado en el mundo de las ventas has de saber que el telemarketing supone una buena ayuda para encontrar potenciales clientes a los que no puedes acceder con el tradicional cara a cara. En este post te damos siete consejos para ayudarte a ser un buen “teleoperador/a”.

 

1. Conoce a los clientes por su nombre. Antes de llamar a un cliente potencial, asegúrate de saber cómo pronunciar el nombre de la persona correctamente. Si no estás seguro, consúltalo o investiga la pronunciación apropiada por Internet. Si comienzas una llamada diciendo mal el nombre del posible cliente, este perderá rápidamente su interés.

 

2. Ten una actitud positiva y mantenla. Si no, los interlocutores notarán un tono negativo en tu voz y, de nuevo, perderán interés rápidamente. Un tono positivo y optimista, sin embargo, puede ser contagioso.

 

3. Entender y memorizar los puntos clave del guion. Es importante familiarizarse lo suficiente con el argumentario de ventas, de manera que solo tengas que referirte mínimamente al mismo. Haz tu propia secuencia de argumentos o diálogos, personalizando secuencias del guion para que coincidan con tu personalidad.

 

4. Practica, practica y practica. Practica recitando tu guion o haciendo llamadas telefónicas de ensayo, por ejemplo con alguien de la familia o una amistad. Lo más probable es que eso te ayudará a relajarte y hablar con más confianza. Durante estos ejercicios, toma nota de tu tono y energía para que puedas aplicar ambas cosas en tus llamadas de venta.

 

5. Mantente atento. Comienza tus llamadas con energía y mantén esa fuerza durante la duración de tu llamada. Si comienzas con mucha energía y entusiasmo y la llamada dura más de lo que esperabas, al otro lado parecerá que te has alejado del guion y estás yendo por libre. Es importante que muestres confianza en tu tema, así como interés en tu interacción, hasta que finalice la llamada.

 

6. Conviértete en un experto. Estudia de cerca todas las características y beneficios del producto o servicio que estás ofreciendo. El posible cliente puede hacer preguntas y tu capacidad para articular tus respuestas a esas preguntas puede significar la diferencia entre realizar o perder la venta. Asegúrate de tener todas las respuestas disponibles en un momento dado, para evitar tener lagunas o espacios en blanco.

 

7. Toma nota de la retroalimentación. Si comienzas a notar un patrón en los tipos de preguntas que los interlocutores plantean o en las inquietudes o objeciones que expresan, asegúrate de anotar esas observaciones. Más adelante, puedes compartirlas con tus compañeros o supervisores para que podáis trabajar juntos y encontrar soluciones efectivas para futuras llamadas.

 

Fuente. CepymeNews