Supuestos en los que un autónomo puede pagar una cuota reducida a la Seguridad Social

Nuevos autónomos, madres que se incorporan, pluriactividad,…

 

 

Hay determinados casos en los que los empresarios autónomos pueden beneficiarse de una serie de bonificaciones para ver reducida la cuota que se paga a la Seguridad Social.

Estos son:

Tarifa plana de 50 euros para los nuevos empresarios autónomos que coticen por la base mínima; para los que elijan otra base de cotización superior la reducción será del 80%. Los autónomos empadronados en municipios de menos de 5.000 habitantes verán esta bonificación ampliada otros 12 meses más ( ver más requisitos).

Pasados los 12 primeros meses se aplica una reducción por tramos: los siguientes seis meses del 50% y los seis restantes del 30%.

Para poder acceder a esta bonificación bien la persona nunca tiene que haber estado dado de alta en el RETA o al menos no en los últimos dos años.

Cuota de 50 euros durante 12 meses para madres que se reincorporan al negocio en los dos años siguientes a la fecha del cese de actividad producida por la maternidad.

Reducciones para las personas que están en situación de pluriactividad durante 18 meses. Estas reducción puede estar entre el 50% de la base mínima y la base máxima . En los 18 meses siguientes la cotización será entre el 75% de la base mínima y la máxima.

Cuota de 50 euros para los autónomos con una discapacidad del 33% o superior. La reducción es a 50 euros si optan por la base mínima; si eligen una base superior la reducción será del 80% de la cantidad.

Los autónomos colaboradores que trabajan para familiares tiene también durante 18 meses una bonificación del 50% en la cuota por la b ase mínima. En los 12 meses siguientes se aplica una reducción del 25%.