Soluciones de movilidad para los autónomos

Alternativas a un parque automovilístico antiguo, contaminante y poco seguro

 

 

La edad media del sector automovilístico español supera los 12 años, cifra que se eleva hasta los 14 años en el caso de los vehículos industriales. Con estos argumentos la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) alerta del envejecimiento del parque automovilístico español, cada vez más contaminante y menos seguro. Además, cada año se venden en España 130.000 coches con más de 20 años de antigüedad. El parque automovilístico español ha envejecido casi un 50% en la última década

El Informe Anual de Anfac pone de manifiesto que la edad media del parque español sigue aumentando, a pesar de que las matriculaciones de vehículos cerraron el año pasado con registros positivos. No obstante, la organización alerta de que se siguen utilizando muchos de los coches que, tanto por edad como por estado, deberían destinarse a chatarra. La antigüedad se ha convertido en un factor concluyente en la siniestralidad vial: la renovación completa de todos los automóviles en nuestro país reduciría el número de fallecidos en accidentes de tráfico entre un 30% y un 40%”, sostiene Tráfico.

A los españoles les cuesta mucho cambiar de coche y es que “es la segunda inversión más importante para una familia después de una vivienda y, en situación de incertidumbre o posible empeoramiento de las condiciones económicas, la decisión de compra se retrasa”, apunta la directora de Comunicación de Anfac, Noemi Navas.

Si se mantiene esta estadística, un coche comprado en 2020 seguirá en las carreteras hasta más allá de 2032 o 2033”.

Según datos de la Dirección General de Tráfico contar con un parque envejecido conlleva consecuencias “poco deseables” para el medio ambiente y también para la seguridad vial. En 2017,  la antigüedad media de los turismos implicados en accidentes mortales se situó en 12 años para los turismos, porcentaje que aumentó, el año pasado, hasta los 13,8 años. En las carreteras secundarias se constata que la antigüedad del vehículo es un factor decisivo a la hora de determinar la gravedad de las lesiones.

Tampoco ayuda, en opinión del sector, la incertidumbre generada a raíz del demonización al diésel. “Quien se quiere comprar un coche se encuentra con muchos interrogantes… y aplaza la decisión. Eso está pasando ahora, se frenan las matriculaciones”, afirma Nuria Álvarez, de la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (CONEPA). La cruzada contra las emisiones de los vehículos de gasoil y su fecha de caducidad en 2040 ha hecho que aumenten las ventas de coches de más de 15 años.

Es muy importante que desde el Gobierno se lance un mensaje que tranquilice el mercado, ya que, sin este llamamiento, las ventas podrían seguir cayendo.

El sector solicita al Gobierno planes de achatarramiento o políticas que incentiven la renovación del parque automovilístico, tratando de que dichas medidas no perjudiquen la movilidad de los ciudadanos con políticas restrictivas a la circulación en grandes ciudades. Y, sobre todo, desarrollar una oferta de vehículos eléctricos con precios asequibles a todos los bolsillos y con puntos de recarga por todo el país.

El renting, una solución rápida, económica y segura

La actual situación del sector está afectando a los trabajadores por cuenta propia que, en muchos casos, no saben ni qué coche obtener, ni cuándo, retrasando la decisión de compra”. Para los trabajadores autónomos el vehículo es una herramienta esencial de trabajo. Los autónomos y las empresas siguen teniendo necesidad de renovar sus flotas. Si bien adquirir un nuevo vehículo es siempre una decisión complicada, existen alternativas como el servicio de renting de vehículo que es una solución rápida, económica y segura tanto si se es empresa como si se es autónomo.

Una de las ventajas que ofrece el renting frente a la adquisición de un vehículo propio se localiza en el ahorro. Se estima que se puede llegar a reducir en un 35% el coste de los vehículos de una empresa si se acoge a un plan de renting. Esto quiere decir que el coste medio anual del mantenimiento del coche es inferior en un renting frente a la adquisición del coche (5000 euros de la adquisición frente a 3300 euros del renting).

Por ello, muchas empresas en las que necesitan una gran flota de vehículos para ofrecer sus servicios tienden a lanzarse a este tipo de ofertas. Por otro lado, la constante renovación de la flota de vehículos es otro plus para la empresa, puesto que da un valor añadido a la presentación de la empresa de cara al cliente, ya que se una manera fácil de estrenar coche nuevo.