Se llega al acuerdo de un nuevo plan de choque para el empleo joven

Dicho convenio se ha alcanzado a la vista de la necesidad de adoptar medidas positivas para promover e impulsar el empleo de las personas jóvenes.

 

 

Las distintas confederaciones de empleo y relaciones laborales han llegado a un acuerdo, el Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021. El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, CEOE, CEPYME, CCOO y UGT, ven la necesidad de comprometerse con los jóvenes. Por ello se establecerá un plan integral para adoptar medidas positivas para promover e impulsar el empleo de las personas jóvenes.

Según el comunicado conjunto del departamento que dirige Magdalena Valerio y de los agentes sociales, dicho plan se remitirá al Consejo de Ministros para su aprobación y a la Mesa General de Diálogo Social.

El Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021
Antes del acuerdo entre los agentes sociales, el borrador del Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021 que había elaborado el Gobierno detallaba que estaría dotado con 2.000 millones de euros y que su objetivo sería reducir el paro de los menores de 25 años al 23,5% en tres años, desde el actual 33%.

El director general del SEPE, Gerardo Gutiérrez, había asegurado que el plan incorporaba ayudas para la población menor de 30 años, un total de 450.000 jóvenes que necesitan especialmente atención. El Ejecutivo había propuesto que los 2.000 millones se repartieran de esta forma en los próximos tres años: 665 millones en 2019, 666 millones en 2020 y 668 millones en 2021.

El detalle del acuerdo final entre el Ejecutivo, los empresarios y los sindicatos se conocerá tras el Consejo de Ministros en el que se apruebe el Plan de Choque pactado entre los agentes sociales.

Los fondos se destinarán a políticas de formación y orientación profesional, teniendo en cuenta especialmente la formación en competencias digitales; a generar más oportunidades de empleo, y a apoyar el emprendimiento.

El plan inicial del Ministerio de Trabajo preveía incrementar la tasa de actividad de los menores de 30 años hasta el 73,5%, reducir un 20% la brecha de género en esta franja de edad, incrementar cada año un 15% las contrataciones indefinidas y lograr que 225.000 jóvenes se formen en competencias digitales.

El borrador del plan también preveía crear una red de 3.000 orientadores, que se complementaría con una red de mediadores jóvenes, y que ofrecería atención individualizada a los jóvenes y seguimiento de su itinerario de inserción.

 

Fuente: ElEmpresaio