Reconquistar al cliente infiel: una nueva oportunidad para enamorar al consumidor

Recuperar clientes

 

 

El desarrollo tecnológico está ayudando a conformar un perfil de cliente hiperconectado que cuenta con las herramientas y recursos disponibles para informarse en profundidad y comparar entre diferentes productos o marcas antes de decidirse por uno. El consumidor, cada vez más exigente, tampoco encuentra dificultades a la hora de cambiar de artículo o de servicio en el momento en el que deja de cumplir sus expectativas.

Los compradores actuales disponen de mayor poder y capacidad de elección que nunca, lo que tiene importantes repercusiones en el mercado. En determinados sectores, la sangría de clientes es constante, como sucede con las compañías telefónicas y proveedores de Internet. Ante esta realidad, las empresas necesitan redefinir sus estrategias de fidelización para desarrollar modelos que ayuden a recuperar y retener a los antiguos clientes.

En este nuevo escenario, la infidelidad de los compradores no es una realidad pasajera, sino que se está cronificando. Por eso las empresas deben prepararse para hacer frente a estos nuevos hábitos de consumo. Prodware ofrece algunas claves para volver a enamorar a los clientes y mejorar las tasas de fidelización:

Recuperar la confianza

El servicio al cliente escala posiciones como uno de los principales motivos de abandono de los clientes a una compañía. Volver a establecer una relación de confianza con un cliente que ya ha abandonado la marca anteriormente no es un proceso sencillo. Requiere tiempo, tacto y, sobre todo, evitar los errores del pasado. Por eso, una vez que se retoman las interacciones con un cliente antiguo nada puede salir mal. Para revertir esta tendencia negativa de un abandono, es necesario ofrecer un servicio de la máxima calidad.

Personalizar la experiencia

Para ganarse al cliente digital, las empresas deben demostrar que lo conocen y que son capaces de ofrecer descuentos y promociones basadas en sus necesidades y en sus preferencias. Esto requiere dar prioridad al cliente, colocarlo en el centro de la estrategia de negocio de la compañía. Para ello es necesario ir un paso por delante del consumidor. Los sistemas de Big Data y analítica permiten profundizar en el conocimiento del cliente para saber cuáles son sus intereses y cómo se comportan durante sus procesos de compra. Con esta información es posible diseñar experiencias de consumo personalizadas que marquen un antes y un después en su relación con la marca.

Adaptarse a sus circunstancias

El recorrido del cliente es más imprevisible que nunca. Ya no empieza y termina en un mismo entorno a lo largo de un periodo de tiempo determinado. Las interacciones entre la marca y el consumidor ya no son lineales, sino que saltan de un canal a otro y se retoman en diferentes momentos. Estar cerca del cliente implica estar disponible en los canales y formatos que utiliza. Por eso es necesario diseñar un servicio omnicanal que esté disponible en múltiples dispositivos y donde la información y los procesos estén integrados.

Recuperar a un cliente que ha abandonado la marca con anterioridad supone un reto que puede proporcionar grandes ventajas a la empresa. Un consumidor satisfecho comparte las experiencias positivas recibidas de la empresa hasta convertirse en prescriptor y embajador de la marca. El Whitepaper “Hazlo personal: 5 métodos digitales para dar a tus clientes lo que buscan” aborda diversas estrategias para predecir las expectativas del cliente mediante el análisis de datos y, con ello, satisfacer sus necesidades de forma personalizadas.

 

 

Fuente: Más Autónomo