¿Quieres hacer crecer tu negocio? El Growth Hacking puede ayudarte

Growth Hacking

 

 

Toda tienda online tiene una página web como plataforma para desarrollar su actividad, es decir, vender. Cualquier estrategia de marketing aplicada a un negocio online emplea lo que conocemos como embudo de conversión.

Este embudo o funnel es una herramienta que trata de definir los distintos pasos que tiene que dar un usuario para cumplir un objetivo determinado dentro de la web, ya sea un registro, una compra o la generación de un lead. Los embudos de conversión se pueden dividir en tres fases: atracción (atraer público a la web), activación (interacción de usuario a través de una llamada, compra, etc.) y retención (fidelizar al cliente).

Pues bien, cada una de estas fases consta de un conjunto de técnicas y estrategias, y es lo que llamamos Growth Hacking.

 

Perfil del Growth Hacker

El Growth Hacking es una disciplina dentro del marketing digital. Su objetivo es incrementar de forma rápida y notoria el volumen de usuarios, ingresos y/o impactos de una empresa. Tiene un perfil analítico y creativo, y se mueve sin dificultad en diferentes disciplinas: inbound marketing, conversión o analítica web.

De momento, este termino no está muy extendido en España, pero sí en otros países como Estados Unidos, donde es una profesión que está de moda y se ha convertido es una de las grandes necesidades de las startups que están empezando. Al ser muy transversales también son muy utilizados en los pequeños y medianos negocios que no puedes costearse una agencia o un equipo grande de marketing.

Técnicas de Growth Hacking que puedes aplicar a tu negocio

1. Marketing de contenidos orientado a SEO: El marketing de contenidos en donde se apoya el marketing digital actual. Para cuando el usuario vaya a buscar una búsqueda en Google, el contenido tiene que estar preparado. Por lo tanto necesitas un blog de calidad para tus usuarios, con contenido atrayente. Para saber lo que tus clientes potenciales quieren tendrás que saber lo que buscan y, así, poder ofrecérselo.

2. Convertirse en un referente del sector: Es indiscutible que en todos los sectores comerciales hay competencia. Por lo tanto, entre todas las opciones que tiene debes de lograr que el público se fije en ti. Algunas d ellas estrategias más utilizadas son la creación de ebooks, webminars o whitepapers. El objetivo es que el cliente elija tu servicio o producto en lugar de el de la competencia, por lo tanto, debes ofrecer siempre un contenido de calidad y atractivo visualmente.

3. Adquisición viral: Una de las técnicas dentro del Growth Hacking consiste en invitar a tus usuarios a compartir con otras personas tu producto o servicio a cambio de un beneficio. Poe ejemplo, un descuento o un regalo exclusivo.

4. Publicidad digital: Es otra de las técnicas del Growth Hacking. Gracias a la gran competencia en Internet el PPC es un complemento necesario en cada plan de marketing online. También a través de los Social Ads podrás alcanzar a tu cliente ideal de manera cuantitativa y cualitativa.

5. Email marketing: La técnica del email marketing, bien diseñada, puede ser una de las técnicas más beneficiosas ya que no es invasiva, la comunicación es de tu a tu, y es relevante y personalizada. Es importante que segmentes al máximo a tus clientes para que la comunicación con ellos sea lo más certera posible y poder comunicarles solo lo que les interese. Así, aumentarás el porcentaje de apertura de tus newsletters y las posibilidades de conversión aumentarán.

 

Fuente: Más Autónomo