Prestaciones a las que tienen acceso los autónomos

Estas son las prestaciones derivadas de estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

Por incapacidad temporal, provocada por ejemplo por una enfermedad común. La cotización para tener esta cobertura es obligatoria. Hay que matizar que para que el autónomo en caso de enfermedad común pueda acceder a ella tiene que estar al corriente de pago con la Seguridad Social. La cuantía de la prestación por contingencia común entre los días 4 y 20 de la baja es del 60% de la base reguladora; y del 75% a partir del día 21.

Por contingencias profesionales. Aquellos autónomos que cotizan por esta prestación tienen acceso a bajas temporales derivadas de enfermedades o accidentes derivados directamente de la actividad que el autónomo realiza. En este caso la cuantía a partir del día 1 de la baja es del 75%.

Es importante tener en cuenta que la enfermedad conlleva incapacidad permanente se reconoce en los mismos términos que el régimen general pero los autónomos pueden acceder en los supuestos en los que hayan mejorado voluntariamente la acción protectora (AY y EP) o las tengan cubiertas de forma obligatoria.
La cotización por contingencias profesionales es voluntaria para los autónomos, pero hay algunas excepciones:

  • Trabajadores económicamente dependientes (TRADE)
  • Autónomos que desempeñen una actividad con alto riesgo de siniestralidad laboral.
  • Socios de Cooperativas de Trabajo Asociado dedicados a la venta ambulante.
  • Autónomos cuya actividad sea la venta ambulante durante un máximo de tres días semanales y ocho horas diarias, que no sean socios de cooperativas, no tengan establecimiento fijo y no produzcan la mercancía que venden.

El coste de la cuota de autónomos resultante de incluir las contingencias profesionales a la cotización depende de la base de cotización que el autónomo elija. A dicha base has de aplicarle el 29,30%, que es el tipo que corresponde a contingencias profesionales, y sumarle el porcentaje dependiente de tu CNAE que varía entre 1% y el 6,7%.

Estas son las coberturas por contingencias comunes y profesionales:

  • Prestaciones médicas: medicina general, especialidades, tratamiento médico-quirúrgico y técnicas de cirugía plástica y reparadora
  • Prestaciones farmacéuticas: medicamentos no excluidos legalmente. Se dispensan de forma gratuita.
  • Prestación económica Incapacidad Temporal
  • Indemnizaciones por Lesiones Permanentes no Invalidantes.
  • Prestación económica por Incapacidad Permanente parcial , total y total absoluta y gran Invalidez
  • Prestaciones por Muerte y Supervivencia
  • Subsidio por riesgo durante el embarazo y lactancia

Pensiones, y se reconoce en los mismos términos que en el régimen general.

Baja por maternidad /paternidad: La prestación es del 100% de la base reguladora; esta prestación dura 16 semanas ininterrumpidas. Al menos 6 de las semanas deben disfrutarse obligatoriamente después del nacimiento, las otras 10 se pueden ceder al cónyuge o disfrutarlas en régimen de jornada completa o a tiempo parcial.

 

Prestación por cese de actividad. La finalidad de la prestación por cese de actividad es cubrir las situaciones de finalización de la actividad de las personas trabajadoras autónomas provocadas por una situación en todo caso involuntaria y que debe ser debidamente justificada para acceder a la correspondiente prestación económica. Esta prestación será gestionada por las Mutuas Laborales, el Servicio Público de Empleo Estatal y el Instituto Social de la Marina, con la colaboración de los servicios públicos de empleo de las Comunidades Autónomas.