Pasos para elegir la ubicación ideal de tu negocio

Comodidad, seguridad, tranquilidad, tráfico,.. factores a tener en cuenta para elegir la mejor ubicación para tu negocio

 

 

Por muy sorprendente que te parezca, el coste es sólo uno de los puntos que tienes que tener en cuenta a la hora de seleccionar la ubicación de negocio. 

Estas son las 4 P’s (The Four P’s) que todo “marketiniano” maneja: Precio, Producto, Promoción y Plaza o Lugar. “Lugar” se refiere generalmente a la ubicación de un negocio.

Por tanto si tu negocio no es virtual y depende de tener una buena localización (restaurantes, minoristas, empresas de servicios,…) en este post te damos algunas ideas que te pueden ayudar en la selección de esa ubicación ideal.

Es aconsejable que sigas los siguientes pasos:

  • Determinar las prioridades
  • Mantenerse abierto a las distintas opciones
  • Investigar y prepararse para tomar una de las decisiones más importantes sobre el negocio

 

Panorama general

 

Encontrar una ubicación para un negocio es más que elegir un edificio o local. Tal vez para alguien, abrir un negocio en su propia ciudad, o incluso en su parte de la ciudad, es un hecho. Pero hay que considerar el panorama en general:

  • Comunidad o provincia: los impuestos sobre la renta y las ventas pueden variar de un territorio a otro, al igual que los requisitos reglamentarios. ¿Es la comunidad o provincia en la que vives favorable con el emprendimiento? ¿Y para el tipo específico de negocio que deseas llevar a cabo?
  • Ciudad: El alquiler y otros costes, la disponibilidad de mano de obra, los impuestos, las regulaciones y los incentivos económicos también pueden variar mucho de una ciudad a otra, incluso dentro de la misma Comunidad Autónoma. O tal vez una pequeña ciudad sea el lugar perfecto para tu negocio.
  • Parte de la ciudad: ¿qué tipo de desplazamiento involucra? ¿Es la parte de la ciudad coherente con la imagen para tu negocio? El alquiler varía mucho según la ubicación, sobre todo entre centro y periferia.
  • Ubicación relativa a las calles, estacionamientos y otros negocios: ¿necesita ser visible y/o de fácil acceso para el tránsito de peatones y automóviles? ¿Estará cerca de las empresas que atraen a una clientela similar a tu negocio? Por ejemplo, una tienda de artículos deportivos o una tienda de alimentos saludables podría funcionar muy bien al lado de un gimnasio.
  • Tipo de ubicación: ¿necesitas espacio de oficina, comercio minorista o almacén? El comercio minorista es generalmente el más caro de los tres.

 

Factores a tener en cuenta

 

Hay muchos factores a considerar para encontrar la ubicación de un negocio.

Si bien el coste es, obviamente, una consideración importante, también se debe pensar en estos factores importantes que afectan a un negocio.

Cuando se está en el proceso de encontrar una ubicación para un negocio, hay que pensar para quién será importante la ubicación. ¿Será la ubicación un factor importante para …

  • … ti? El espacio tiene que funcionar para ti, o no funcionará; si este no te sienta bien, es hora de encontrar otra ubicación para tu negocio. Recuerda, eres quien tiene que trabajar allí todos los días.
  • … tus clientes? También tiene que funcionar para tus clientes, o no funcionará. Sin clientes no hay negocio.
  • … tus empleados? Este problema puede no ser tan crítico al principio, especialmente si todavía no tienes empleados. Pero la capacidad de atraer y mantener buenos empleados se verá afectada por su ubicación.
  • … socios estratégicos? Si bien esto puede no parecer un gran problema, la realidad es que las alianzas estratégicas ocurren más fácilmente cuando los socios son del mismo ámbito local.
  • … posibles inversores o compradores? Puede que ni siquiera estés pensando en eso todavía, pero los inversores potenciales que miren el valor a largo plazo del negocio verán la ubicación como un factor importante.

 

Coste: lo más obvio, ¿puedes pagarlo? Además, considera si tus clientes y empleados pueden pagarlo. Por ejemplo, ¿hay estacionamiento gratuito o es costoso? ¿El alquiler más alto ocasionará que cargues precios más altos a tus clientes? Eso no es necesariamente algo malo, sino un factor a considerar. ¿Qué hay de los impuestos? Los impuestos sobre la renta y las ventas varían mucho de un lugar a otro, sobre todo en los casos en los que se compra la propiedad.

 

Comodidad: ¿es fácil de encontrar? ¿Está el estacionamiento cerca? Ten en consideración a tus clientes. Por ejemplo, si se tratan de madres embarazadas y ancianos, es posible que tengan un concepto diferente de la comodidad, accesos, etc.

 

Seguridad: este es un problema cada vez más importante tanto para los clientes como para los empleados. ¿Está el estacionamiento bien acondicionado? ¿Bien iluminado? ¿Hay seguridad en las instalaciones?

 

Prestigio: ¿la dirección de la ubicación agregaría credibilidad? ¿Los clientes ricos preferirán un negocio en su propio vecindario? Algunos lugares incluso ofrecen oficinas virtuales con direcciones prestigiosas.

 

Tráfico: a los minoristas y restaurantes les encanta, a los oficinistas no.

 

Requisitos de las instalaciones: ¿tienes alguna necesidad especial, como un consumo elevado de energía o cableado especializado? ¿Necesitas espacio para reuniones, pero solo ocasionalmente?.

 

Zonificación: muchas ciudades tienen requisitos de zonificación muy estrictos, sobre todo relacionados con los ruidos o acústica. Asegúrate de que tu negocio esté permitido allí antes de firmar el contrato de arrendamiento.

 

Fuente: CepymeNews