Necesidad de renovar tu negocio

Obtén una ventaja competitiva

 

 

No deberías dormirte en los laureles. Si bien es cierto que tu negocio puede estar al día con los cambios de mercado y económicos,.. y la marca, ¿sigue el ritmo? Especialistas en medios digitales y sociales explican cómo decidir si tu empresa necesita un cambio de marca.

¿Cuánto podría beneficiarse tu empresa de un ejercicio oportuno de cambio de marca? El cambio de marca del negocio es mucho más que hacer que tu negocio se vea bien. Se trata de hacer que tu balance final se vea bien también.

Los factores importantes a considerar al evaluar el valor de un cambio de marca incluyen la medición de la equidad; diferenciación y accesibilidad del mercado; conciencia de marca, relevancia y vitalidad; y personalidad del consumidor, preferencia, uso, asociaciones y conectividad emocional. Si tu empresa puede mejorar su relación con su base de clientes en alguna o en todas estas áreas clave, es posible que desees pensar seriamente sobre el cambio de marca.

 

Obtener ventaja competitiva

Tu marca es la cara pública de tu negocio. Un cambio de marca bien ejecutado puede permitirle a tu empresa reflejar las dinámicas actuales del mercado y obtener una ventaja competitiva, acelerar el rendimiento de la producción y convertirte en una voz líder en tu industria; así como omitir la competencia y aumentar tu cuota de mercado a través de una imagen actualizada.

Al revisar los mensajes de tu marca, puedes contrarrestar una pérdida en la confianza del consumidor y/o una menor rentabilidad.

 

Estimular el crecimiento

El cambio de marca puede ayudarte a atender de manera más eficiente las demandas actuales de los clientes. Muchas empresas operan en mercados con carteras de productos complejos, clientelas  fragmentadas y desorden de promoción.

Un cambio de marca efectivo puede ayudar a mejorar tu impacto en un mercado abarrotado. A medida que la empresa sigue creciendo y desarrollándose, los clientes ansiosos por el cambio volverán para ver qué hay de nuevo.

 

Expansión del mercado a largo plazo

Un cambio de marca puede convertirse en una expresión pública de la evolución de una empresa. A medida que cualquier empresa pequeña prospera, un cambio de marca puede reflejar la compañía más grande y sofisticada en que se ha convertido. Las empresas que no logran desarrollar su marca corren el riesgo de verse empequeñecidas por sus competidores más dinámicos.

 

Innovación = rentabilidad

Al igual que la marca de una empresa debe reflejar los cambios en el tamaño y la posición en el mercado, también debe reflejar los cambios en la innovación tecnológica. La tecnología y el desarrollo empresarial a menudo son inseparables entre sí. Cualquier marca asociada con la tecnología debe mantener el ritmo dentro de su sector y puede tener que considerar el cambio de marca para reflejar las tendencias cambiantes.

Una vez más, tu marca es la cara pública de tu negocio. Cuando no refleja el nivel de innovación que ha logrado tu negocio, tus clientes pueden asumir que te has quedado atrás en el tiempo. Los competidores que renombran constantemente sus productos y servicios, incluso aquellos que pueden no tener tus puntos fuertes, podrían potencialmente superarte en términos de reputación y rentabilidad.

Cualquiera que sea la razón para cambiar el nombre de marca, la marca de tu empresa debe ser consistente con lo último y lo mejor que tu empresa tiene para ofrecer. Ya sea que refleje los avances en tus productos o servicios o la naturaleza evolutiva de tu negocio en general, el proceso de cambio de marca es esencial para comunicar tu nivel de calidad a tu base de clientes.

El cambio de marca puede tener un efecto rejuvenecedor en la cultura interna de tu empresa, ya que requiere nuevos niveles de apoyo, conocimiento y retroalimentación para los empleados. Le brinda al personal la oportunidad de participar en la creación de una nueva cultura empresarial positiva.

 

Fuente: Mas Autónomo