Motivos por los que hacienda puede hacerte una inspección

Inspección Hacienda

 

 

Las inspecciones de Hacienda se deben a varias razones. Puede ser una inspección aleatoria, derivada del seguimiento rutinario de la Agencia Tributaria, o en el peor de los casos, porque haya algo en tu contabilidad o actividad empresarial que no le cuadre.

En los dos casos, es importante conocer la causa principal que implica una infracción o situación sospechosa para evitarla en la medida de lo posible.

  • Devoluciones tributarias excesivas. Una devolución elevada puede llamar la atención de Hacienda. Para evitarlo, las declaraciones de IVA, renta o retenciones deben estar correctas y ajustarse a las operaciones realizadas.
  • Descuadres entre modelos trimestrales y modelos anuales. Estos errores hacen que Hacienda actúe por lo que es aconsejable repasar los modelos y corregirlos antes de presentarlos.
  • Solicitud de NIF intracomunitario. Estas inspecciones, normalmente, se deben a una simple comprobación de datos, teniendo tan solo que justificar la necesidad de dicho NIF.
  • Declaración o no de subvenciones. Hay subvenciones que están exentas de tributación y que no tienen que declararse, pero hay otras que no están exentas y hay que declararlas correctamente.
  • Dejar sociedades inactivas. Dejar sin actividad una sociedad y crear otra similar, con los mismos socios, misma actividad y misma sede, da pistas a una posible inspección de Hacienda.
  • No presentar declaraciones. Salvo que no llegues a los límites que obligan a presentarla, hay que hacer las declaración. De lo contrario, Hacienda llamará a tu puerta.
  • Exceso de gastos deducibles. Se tiene la tendencia a incluir gastos no relacionados con la empresa, sobre todo en el caso de los autónomos, como comidas, gasolina, gastos corrientes (luz, agua), etc. Algo que Hacienda puede detectar y provocar una inspección, sobre todo cuando los importes deducidos superan a los ingresos.

 

Fuente: Más Autónomo