La mediación, proceso eficiente para resolver conflictos

Arbitraje, conciliación mediación, formas de resolución alternativa de conflictos

 

 

Los empresarios autónomos cuentan con formas  de “resolución alternativa de conflictos”, es decir maneras de solventar problemas que no requieren procedimientos judiciales tradicionales.

  • 1. Arbitraje
  • 2. Conciliación
  • 3. Mediación

El arbitraje es una herramienta para resolver “diferencias”  en la que hay un árbitro que escucha los argumentos de ambas partes, examina las pruebas y toma una decisión vinculante. La diferencia con otros procedimientos judiciales es que no suele implicar largas declaraciones orales, propuestas o apelaciones.

En el proceso de conciliación las decisiones las toman las mismas partes que están en conflicto, si bien cuentan con la asistencia de un tercero llamado conciliador.

Para los empresarios autónomos la mediación  se presenta como un proceso muy útil para resolver conflictos dado que se basa en la autogestión, actitud muy propia del empresario autónomo.

La mediación es un procedimiento “informal” que cuenta con la figura del mediador, persona encargada de ayudar a las partes a que negocien y lleguen a un acuerdo para solventar su problema.  La mediación no es vinculante y termina cuando ambas partes llegan a un acuerdo.

Según los expertos cuando un autónomo entra en conflicto con otra persona (ya sea un proveedor, un socio o un cliente) lo mejor es llegar a un acuerdo, siempre es mejor que un pleito; se ahorran recursos, tiempo y se facilita la vehemencia.