El e-commerce y la logística

Los empresarios autónomos son una pieza clave en el sector logístico

 

 

El e-commerce o comercio electrónico, es la adquisición de productos y servicios a través de plataformas digitales y desde hace tiempo es una de las bases de la logística, ya no se imagina un futuro sin gestión digital

Cuando los usuarios de Internet realizan compras electrónicas de productos, quieren que la entrega sea cómoda y sin contratiempos; que se adapte a los horarios, y localización del comprador y que el producto esté en perfecto estado. Para ello, los departamentos logísticos de las empresas vendedoras, o de las empresas de transporte intermediarias, deben planificar y desarrollar una labor rigurosa, de modo que puedan satisfacer a la clientela, también, en el ciclo final de la acción de compra.

Un ejemplo de los máximos exponentes en el sector logístico, en lo que a compras electrónicas respecta, se encuentra actualmente en Amazon. Esta compañía estadounidense ofrece un servicio rápido y eficaz que está revolucionando el sistema de entrega de pedidos realizados a través de la Red, en todo el mundo.

El personal responsable de esta área, debe contar con un perfil adecuado para afrontar las compran online con la eficacia que se merece la entrega física de los pedidos.

En cuanto a las mejoras que se han experimentado en los últimos años, dentro del comercio electrónico, cabe destacar aspectos como la entrega en 24 horas, las múltiples facilidades de pago, la admisión de devoluciones, las entregas en tienda física, e incluso el regalo de un primer pedido que haya resultado defectuoso, sin necesidad de devolverlo al entregar una segunda unidad en buen estado.

Es necesario estar formado en las disciplinas que requieren los departamentos de logísitcas. En idiomas, gestión de recursos humanos o las relaciones jurídicas derivadas de la comercialización, que contempla nuevos matices dentro del comercio electrónico. Además, el crecimiento exponencial del e-commerce exige la protección del sector consumidor, teniendo en cuenta la internacionalización de los negocios electrónicos dentro de un marco legal.

Por su parte, las estrategias de marketing continuarán trabajándose para innovar en el ámbito de la logística, pues teniendo en cuenta que la importancia de la calidad en la entrega es equiparable a cualquier otra ventaja en las compras a través de Internet, las posibilidades de promoción crecen, y la competitividad del mercado electrónico hace que la gestión de la distribución, entregas y devoluciones, deba aportar el máximo de facilidades posibles a quienes realizan las compras online.

Fuente: Comunicae