Jubilación activa

Desde que se aprobará la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo los empresarios autónomos pueden continuar su actividad laboral tras alcanzar la edad legal de jubilación.

Los requisitos que le empresario autónomo tiene que cumplir para poder cobrar el 100% de la pensión mientras continua con su actividad económica, y cotizando por ello son los siguientes:

  • El acceso a la pensión tiene que producirse una vez cumplida la edad legalmente establecida y con el 100% de los años cotizados exigidos en cada momento. En esta conjunción los periodos mínimos exigidos en la actualidad son: 36 años y 6 meses cotizados si cuentas con 65 años de edad. En caso de que hayas cotizado un periodo inferior a los 36 años y 6 meses se te exigirá tener al menos 65 años y 6 meses de edad.
  • Quedan excluidas de jubilación activa aquellas jubilaciones que se hayan producido de manera anticipada y las que estén acogidas a bonificación.
  • El trabajo que vaya a compatibilizarse con el cobro de la pensión puede ser a tiempo parcial o completo.
  • Es necesario tener contratado al menos un trabajador por cuenta ajena.  No obstante, la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo también prevé la posibilidad de que se amplíe a futuro esta compatibilidad a los trabajadores por cuenta ajena y al resto de trabajadores por cuenta propia.

 

La cuantía de la pensión durante la vigencia de la situación de jubilación activa será equivalente al 50% del importe resultante en el reconocimiento inicial, una vez aplicado, si procede, el límite máximo de pensión pública, o del que se esté percibiendo, en el momento de inicio de la compatibilidad con el trabajo.

En todo caso, queda excluido el complemento por mínimos, cualquiera que sea la jornada laboral o la actividad que realice el pensionista.

 

Fuente: BBVA / Mi jubilación