Haz que tu negocio sea más ágil

La tecnología integrada debe permitir a la empresa (especialmente a las pymes) adaptarse rápidamente o cambiar de dirección de una manera rentable

 

 

La agilidad empresarial abarca tanto la mentalidad como la capacidad de responder rápidamente. En esta línea, y en función a un estudio sobre el lugar de trabajo digital realizado por Ricoh, entre más de 1.600 directivos de pymes de toda Europa, las pymes deben enfocarse en tres aspectos concretos:

  1. Facultar a los colaboradores para que tomen decisiones más rápidas

Es necesario que las empresas se adapten al crecimiento, puesto que lo que funciona bien en el comienzo de una empresa no tiene porqué continuar de esa manera.        Un negocio que sea inflexible puede impedir que surjan nuevas ideas que puedan ser beneficiosas para la organización.

En este sentido la investigación revela que solo el 36% de los líderes de las pymes, fomenta un entorno en el que su empresa pueda reaccionar rápidamente ante los cambios. Es decir, con demasiada frecuencia, los procesos internos son rígidos y obsoletos y no se revisan con la periodicidad que deberían. Intentar eliminar este hecho debe ser tarea esencial.

  1. Convertirse en un negocio mejor conectado

El 74% de los líderes de las pymes españolas cree que la tecnología es la base para que su organización prospere. Como ya sabemos las tecnologías digitales son cada vez más comunes y rentables, por lo que las pymes no deberían esperar mientras sus competidores más grandes y más equipados aprovechan al máximo los beneficios de la tecnología.

Conforme el mercado va evolucionando crecen las expectativas y el interés de los colaboradores sobre tipo de tecnología que se les brinda para que hagan lo mejor posible su trabajo.

  1. Profundizar más en los datos

Según el estudio, muchos directores de pymes toman decisiones basadas en la intuición y el instinto. Aunque esto demuestra su conocimiento del mercado, sería mejor conocer los productos en los que los clientes podrían estar más interesados en un momento determinado y pagarían más por ellos. Conocer los datos a fondo permitirá encontrar tendencias que anteriormente estaban ocultas.

La manera de utilizar toda esta información puede ser muy provechosa para ayudar a los colaboradores de las pymes a tomar decisiones más inteligentes y para aumentar su efectividad.

 

Así pues los directores de las pymes tienen mucho que hacer: administrar el crecimiento, aplicar las nuevas regulaciones e invertir para el futuro. Además, los mismos desafíos también reestructuran las necesidades de sus clientes y sus posibilidades futuras.

Uno de los trucos es comenzar a invertir en herramientas y tecnologías adecuadas, para agilizar el proceso y responder de manera apropiada y rápida.

Fuente: CepymeNews