Estas son las ventajas y desventajas del teletrabajo

Concilia, aumenta la productividad, ahorro económico, elimina fronteras

En torno al 40% de los empleos, según estudios realizados, se pueden realizar desde casa.  Pero el Instituto Nacional de Estadística nos apunta que solo un 22% del conglomerado empresarial de nuestro país cuenta con un programa de teletrabajo.

¿Este dato quiere decir que la mayor parte de las empresas no están dispuestas a que sus trabajadores no vayan a la oficina? Puede ser. Lo que es obvio es que los horarios fijos y tener al trabajador en su puesto de trabajo otorga al empresario cierto poder y tranquilidad, dando lugar a ideas erróneas como, por ejemplo, que estando en su puesto de trabajo el trabajador va a rendir más.

Y nada más lejos de la realidad ya que, según Cisco, el teletrabajo puede aumentar la productividad de los empleados hasta en un 23%. Añade que el índice de ausentismo podría reducirse un 63% y las empresas podrían minimizar los costes económicos del mantenimiento del local en un 18%. Ahí es nada.

Las ventajas del teletrabajo

El teletrabajo tiene ventajas para ti como empresario y para para tus empleados.

Estas son algunas ventajas:

  1. Permite compatibilizar la vida personal y laboral: Es evidente que el no tener que desplazarte y tener que ceñirse a un horario establecido hace más fácil compaginar el trabajo con la vida personal. Por ejemplo, un trabajador con hijos prefiere empezar su jornada laboral a las 6 de la mañana, poder ocuparse de sus hijos y dejarlos en el colegio, y proseguir con su trabajo hasta que tenga que volver a recogerlos. Esta rutina le da la oportunidad de poder pasar la tarde con ellos.
  2. Aumenta la productividad: Como decíamos, en el estudio de Cisco se indica que la productividad se puede incrementar un 23%. Ten en cuenta que ya solo en desplazamientos se ahorra muchísimo tiempo. Añade el tiempo de, por ejemplo, conversaciones con compañeros, reuniones improductivas, etc.
  3. Incrementa el ahorro económico: El ahorro como consecuencia es para ambas partes. Para ti como empresario, supondría, por ejemplo, un ahorro en el local. Podría ser más pequeño e, incluso, podrías dejar de necesitarlo. Al mismo tiempo, tus empleados se ahorrarían los gastos de desplazamiento y las comidas, si lo hacen fuera de casa.
  4. Elimina las fronteras: Con el teletrabajo no existen las limitaciones que impone la distancia a los empleos que requieren una presencia física. Puedes contratar a la persona que necesitas, aunque viva en otra ciudad o incluso en otro país, lo que de nuevo beneficia a las dos partes.

Los contras del teletrabajo

Como has visto, tiene grandes ventajas pero, también algunos contras. Te los mostramos:

  1. El teletrabajo no se adapta a todo tipo de empleos. En algunos casos, la presencia física es fundamental.
  2. Este sistema de trabajo requiere mucha disciplina, por lo que no es una buena alternativa para todos los perfiles.
  3. Aunque hay multitud de herramientas para mantener el contacto, crear un entorno de trabajo en equipo desde la distancia es complicado.
  4. No todos los hogares están preparados para trabajar en condiciones y eso es algo que podría repercutir negativamente en el comportamiento de tu empleado.
  5. A veces, el teletrabajo puede llegar a incrementar el estrés del empleado, debido a la dificultad para fijar un horario y desconectar de los asuntos laborales.

Fuente: MasAutonomo