El Tribunal de Justicia Europeo dicta que las empresas están obligadas al registro de la jornada laboral

Sistema objetivo, fiable y accesible

 

 

El Tribunal de Justicia Europeo ha determinado que los países de la UE tienen que obligar a las empresas a que implanten un sistema “objetivo, fiable y accesible” para registrar y computar la jornada diaria de los trabajadores.  La justicia europea considera esencial el registro para poder comprobar que se están respetando los tiempos de trabajo y los periodos mínimos de descanso.

El TUE  ha dictado que los estados miembro deben “verla por que los trabajadores se beneficien efectivamente de los derechos que se les han conferido” como el derecho a limitar la duración máxima de su trabajo y los periodos de descanso diario y semanal. Entienden los jueces europeos que sólo con un sistema que permite computar la jornada laboral diaria del trabajador se puede determina de “manera objetiva y fiable el número de horas de trabajo efectivas y su distribución en el tiempo”. El fallo del TUE considera que una normativa nacional que no incluya la obligación del registro de las horas “no puede asegurar el efecto útil” de los derechos que confieren la directiva sobre el tiempo de trabajo y la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, en tanto en cuanto “priva” a los empresarios y a los trabajadores ” la posibilidad de comprobar si se respetan esos derechos”.

 

No obstante deja a juicio de cada gobierno la definición de las fórmulas concretas de aplicación teniendo en cuenta las características concretas de cada centro de trabajo o actividad. Los jueces europeos entienden también que «corresponde a los Estados miembros definir los criterios concretos de aplicación de ese sistema, especialmente la forma que éste debe revestir, teniendo en cuenta, en su caso, las particularidades propias de cada sector de actividad de que se trate e incluso las especificidades de determinadas empresas, como su tamaño».

 

Fuente: Europapress/ ABC