El timo del radar de la DGT, la última estafa

Malware que se instala en tu dispositivo

 

 

El exceso de velocidad es probablemente dentro de las infracciones que podemos cometer al volante la más común. Consecuentemente habrá que pagar una multa y dependiendo del calado de la infracción nos podrán hasta sancionar perdiendo algún punto. 

Pues, bien, los amantes de lo ajeno han encontrado  una nueva forma con la quehacer su agosto. Ha sido bautizada por las autoridades como el “timo del radar”. Consiste en que un día cualquiera recibes un correo electrónico de la Dirección General de Tráfico notificándote que has sido “cazado” superando el límite de velocidad, y por consiguiente debes pagar la correspondiente multa. En el mail hay un enlace en el que, si lo pinchas, puedes ver la foto del radar. Y ojo que aquí viene la trampa.

Cuando pulsas en el enlace para ver “tu foto”, tu navegador no consigue acceder a ningún sitio por algún error de conexión. Pero, realmente, lo que ha pasado es que al clicar sobre el enlace has descargado, sin saberlo, un malware que se ha instalado en tu dispositivo. Dicho de otro modo, te has instalado un virus que se hace con todas las contraseñas de tu dispositivo, incluyendo tarjetas y cuentas bancarias.

Aparentemente, el email que te ha llegado “parece” oficial. El remitente y el asunto, nuestro nombre, nuestro vehículo, razón e importe de la multa. Todo indica, sin ninguna duda, a que se trata de un documento oficial y, lógicamente picas el anzuelo e intentas abrir el enlace adjunto…

Para no caer en esta trampa hay que tener claras algunas cuestiones. En primer lugar, la DGT nunca te va a comunicar ninguna infracción a través del correo electrónico. Lo hará por correo certificado. Otra cosa que te debe hacer desconfiar es que la dirección de correo no es oficial y, por último, puedes acceder directamente a la web de la DGT para comprobar si tenemos alguna multa pendiente.

A través de esta práctica, los ciberdelincuentes han robado muchísimas credenciales. Para terminar con ellos, lo ideal es que si recibes un correo de esta índole, lo pongas en conocimiento ante el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.

 

Fuente: CepymeNews