Economía GIG, el nuevo modelo de empleo

Economía GIG

 

 

Los empleados de la Gig Economy, entre los que hay cada vez más millennials, aportan sus conocimientos a empresas y negocios por horas o días sin que medie un contrato. Así dicho parece que el trabajador Gig es el autónomo de toda la vida. Sí y no. A continuación te lo contamos.

Qué es la Gig Economy

Surgió en Estados Unidos hace poco más de una década y actualmente está expandido por todo el mundo. Define un modelo de empleo basado en trabajos cortos, esporádicos, y directamente relacionado con el desarrollo de la tecnología de la comunicación. Son los llamados freelance, también autónomos, que viven de prestar sus servicios con carácter puntual a empresas y/o particulares, aportando su conocimiento, experiencia laboral, tiempo e instrumentos.
Es un modelo en auge y conforme a los datos aportados por la herramienta LinkedIn Profinder, el 43% de los trabajos realizados en 2020 se harán bajo este modelo económico.
La crisis económica y la proliferación de apps, unidas a la popularidad de internet y las opciones que ofrece la red para trabajar desde cualquier lugar del mundo, hacen de la economía Gig la protagonista del actual sistema laboral.

¿Qué supone para la empresa optar por el modelo Gig o la economía freelance?

Hoy en día son multitud las empresas que utilizan la economía freelance, ya que ofrece a las pymes la oportunidad de acceder a personal cualificado optimizando recursos, ahorrando costes.
  • Externaliza tareas operativas que consumen mucho tiempo.
  • Aporta mayor grado de conocimiento y experiencia.
  • Agiliza el trabajo. Para el freelance el tiempo es muy valioso y tiende a ser eficiente.
  • Ahorra costes. En medios, tiempo y cuotas empresariales. Todo corre a cuenta del freelance por lo que el costo operativo tiende a ser menor que tener a un trabajador en plantilla.  Además, el coste de la Seguridad Social que tiene que soportar es considerablemente menor que si se decanta por una plantilla fija. Este ahorro de costes es lo que hace que algunas empresas cuenten con los servicios de un autónomo y lo convierten en un falso autónomo. En la actualidad. algunas empresa conocidas se han visto implicadas en casos de fraude laboral, siendo finalmente el autónomo contratado quien termina sufriendo las desventajas de un asalariado y las de un trabajador por cuenta propia.

 

¿Cuáles son las ventajas de ser freelance y trabajar por proyectos?

Optar por trabajar como freelance y convertirlo en una actividad de autoempleo tiene beneficios:
  • Flexibilidad: Trabajar por proyectos te facilita la elección del dónde, cuándo y con quién trabajar.
  • Autocontrol: Eres tu propio jefe, estableces tus propios horarios y el ritmo de tu trabajo
  • Sin límite de ingresos. Tú decides los que cobras.
  • Colaboración periódica: Es posible que si queda satisfecho el cliente opte por contar contigo de forma reiterada.
  • Red de contactos: El perfil del autónomo freelance es aquel que refuerza su red de contactos con networking, charlas y conferencias que resultan en muchas ocasiones una enriquecedora fuente de empleo.

 

 

Fuente: Más Autónomo