Datos que no pueden faltar en una factura

Información básica en la factura ordinaria

 

 

Recta final para cerrar el primer trimestre del año. La mayoría de los autónomos estamos recopilando y revisando facturas para la presentación del modelo trimestral del IVA , el 303 y, además, ya entramos en plazo para la presentación de Renta 2018.

Es imprescindible que nuestras facturas estén al día  y en orden ante una posible comprobación por parte de Hacienda y, obviamente, correctamente cumplimentadas para que tengan validez legal y fiscal.

 

Información básica en la factura ordinaria

El artículo 6 del Reglamento de Facturación dicta los requisitos para que una factura sea válida. A continuación, los detallamos.

  • Número y serie. La numeración de las facturas dentro de cada serie será correlativa.

 

  • Fecha de expedición.

 

  • Nombre y apellidos, razón o denominación social completa, tanto de quien emite la factura tanto del receptor.

 

  • Número de Identificación Fiscal (NIF) atribuido por la Administración tributaria española o, en su caso, por la de otro Estado miembro de la Unión Europea, con el que ha realizado la operación el obligado a expedir la factura.

 

  • Domicilio del obligado a expedir factura y del destinatario de las operaciones que en ella se detallan.

 

  • Descripción de las operaciones, consignándose todos los datos necesarios para la determinación de la base imponible del impuesto, es decir, el importe total de la contraprestación, correspondiente a aquéllas y su importe, incluyendo el precio unitario sin impuesto de dichas operaciones, así como cualquier descuento o rebaja que no esté incluido en dicho precio unitario.

 

  • El tipo impositivo del IVA y del recargo de equivalencia si procede, así como el porcentaje de retención en el IRPF igualmente si es que procede, como ocurre con los profesionales.

 

  • La fecha en que se hayan efectuado las operaciones que se documentan o en la que, en su caso, se haya recibido el pago anticipado, siempre que se trate de una fecha distinta a la de expedición de la factura.

 

En el caso de que alguno de los datos de una factura que has emitido sea erróneo, tendrás que emitir una “factura rectificativa”. Se trata de una factura que se emite para realizar alguna modificación o ampliación concreta con respecto a la factura original. Esta factura requiere una numeración y serie diferentes a la original y será la única con validez ante Hacienda.

Los motivos más comunes por los que se expide una factura rectificativa son: algún error ene los datos profesionales, error al calcular los importes expuestos, ausencia de información relevante o tipo de IVA o cuota mal calculada.

Y ojo porque en el caso de que lo que tengas que modificar sea el importe, debes hacerlo dentro de los cuatro años desde la fecha de devengo.

 

Fuente: Mas Autónomo