Consejos clave para llevar a cabo un Plan de Social Selling

Social Selling

 

 

El Social Selling es la utilización de los medios sociales para relacionarse, crear branding, obtener leads y, en definitiva, conseguir clientes. Es una metodología que te permite terminar con la puerta fría llegando a contactos que de forma tradicional no llegarías.

A continuación te damos una serie de consejos para implementar un plan de Social Selling en tu negocio:

Haz un listado de objetivos de venta

El Social Selling es un método con el que verás resultados a largo plazo pero con mayores posibilidades de éxito. Debes ser paciente, constante y estar bien enfocado en lo que estás buscando.

Haz crecer tu red de contactos

Construir y mantener relaciones de confianza te ayudará a incrementar tus ventas.

Diseña una estrategia de contenidos útiles que refleje tu experiencia

Es importante que generes contenido interesante para tus contactos. Ten bien claro de qué quieres hablar en tus publicaciones.

Utiliza herramientas de escucha activa

Uno de los factores más importantes del Social Selling es que tus clientes sientan que hay empatía, que existe comunicación activa ante sus solicitudes, o planteamiento de dudas o quejas. No se trata de lanzar mensajes unidireccionales, sino de escuchar a tu cliente dando prioridad a la información que le generará valor. Si quieres que te sigan y se interesen por ti y por tu marca o empresa, debes adelantarte a sus intereses y solo lo lograrás recabando información de cada uno de ellos y realizando un seguimiento de la actividad que realizan.

Ofrece un servicios de atención al cliente en tus redes sociales

Actualmente los usuarios contactan a través de las redes sociales cuando necesitan solicitar algo o aclarar alguna duda, por lo tanto, es fundamental que estés al tanto y puedas atenderles en un tiempo adecuado. No te servirá de nada tener una plataforma y una estrategia de contenidos efectiva si luego no atiendes a tus clientes o tardas en responder. Estos pierden interés y acabarán buscando otro proveedor.

Además de en la venta, también debes de prestar atención en la postventa, ya que un cliente desatendido o insatisfecho puede arruinar tu reputación. Piensa que ese cliente tiene redes sociales en las que puede hablar mal de ti a sus contactos.

Transforma a tus clientes existentes en prescriptores de marca

Consiste en que el cliente que ya ha probado tu producto, vuelva a consumirlo. Que cada vez que lo necesite, vuelva a ti convencido de que eres la mejor opción. Esto, al mismo tiempo, hará que te recomiende a su contactos generando mayores posibilidades de venta para ti. El proceso para lograrlo es lento y no es fácil pero, si lo consigues, tendrás beneficios a largo plazo.

Aporta valor

Estar en cualquier red social, la que sea, no aportará valor a tu marca si no estás presente y lo que comentas no genera interés en tus contactos. Tu valor consiste en atraer a tus clientes ofreciéndoles información que les interese y sea valiosa para ellos.

Personaliza el mensaje

A nadie nos gusta recibir información de algo que no hemos solicitado y que no nos gusta. Como clientes nos gusta sentir que la experiencia es única, por lo tanto, debes aprovechar las plataformas de comunicación adecuadamente y personalizar el mensaje por medio de la segmentación que tengas de cada usuario. Para lograrlo, debes definir el mensaje de forma clara y adecuada.

Identifica en qué plataforma o medio social está tu cliente

Para logar resultados positivos con tus clientes potenciales debes estar atento a las redes sociales a las que pertenecer y a los comentarios que publican.

Ocupa de forma adecuada LinkedIn, Twitter e Instagram

Estas redes sociales son muy efectivas a la hora de promocionar tu marca o tu perfil profesional. Si quieres seguir a tus prospectos, activa las notificaciones para saber cuándo publican. El propio prospecto te irá dejando ver la manera y el momento adecuado para acercarte a él y poder construir una relación.

Empieza a crear un proceso de confianza con los clientes

Para lograr resultados positivos con tus clientes potenciales, debes estar pendiente de las redes sociales que ocupan y los comentarios que publican.

Construye una imagen y percepción positiva de tu marca

El primer fundamento del Social Selling es la marca personal. Imagínate por un momento que un vendedor llama a tu puerta y te encuentras con alguien mal vestido, desaliñado y que apenas es capaz de decir hola. No te daría ninguna confianza, verdad?. Pasa lo mismo en las redes sociales y el mundo digital en general. Si tu presencia digital no es la adecuada, lo transmitirás a los demás y no será positivo.

Intercambia información con tus clientes, genera interacción, pero no invadas

Para conectar con otras personas de tu sector y clientes, es importante que tomes el Social Selling como una actividad a llevar a cabo diariamente. Esto te permitirá estar al tanto de la información que tus contactos intercambian y poder acercarte a ellos. La interacción es la manera de aprovechar los contactos, no vale de nada tener una gran lista si no aprovechas las redes sociales para generar cercanía.

Date a conocer como un experto/a en tu sector

Indica en tus perfiles de las redes sociales a qué te dedicas y qué beneficios aportarás a las personas o empresas que contacten contigo. Lo ideal es que tengas un blog donde, por ejemplo, semanalmente, publiques artículos relacionados con tu profesión. Recuerda que puedes publicar videos y Podcast.

 

 

Fuente: Más Autónomo