Conceptos que hay que tener claros para facturar

Términos que influyen directamente en la gestión de tu negocio

 

 

En este post te describimos una serie de conceptos que es muy importante que tengas claros porque influyen directamente en la gestión de tu negocio.

También es importante que conozcas que es el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, la norma aplicable a la facturación, por lo que si tienes cualquier duda puede acudir a ella.

Conceptos que debes incluir en tu factura:

 

Número de factura


Las facturas tienen que ir numeradas de forma correlativa con el número y fecha posterior a la anterior. Tiene que haber continuidad entre los caracteres que utilizas para numerar las facturas.

 

Base imponible


La base imponible es la cantidad sobre la que se aplican los impuestos.

 

Tipo impositivo


Es el porcentaje que aplicas a la base imponible para obtener la cuota tributaria. Es la cantidad que hay que pagar a Hacienda en concepto de retención e IVA.

Hay autónomos que en algunos casos tienen que emitir una factura con recargo de equivalencia a un minorista; en este caso se añade aquí este gravamen adicional.

 

IVA repercutido o devengado


Ésta es la cantidad del impuesto que tiene que pagar el cliente al que le emites la factura. Como sabes los autónomos os encargáis de recaudarlo para trimestralmente y a través del modelo 303 abonárselo a Hacienda.

 

IVA soportado


Es la cantidad de IVA que soportas en las compras que realizas para el desarrollo de tu actividad y que puede ser deducible.

 

IVA deducible


Generalmente el IVA soportado es deducible ya que Hacienda lo considera gasto afectado por la actividad y por tanto esta cantidad no debe correr a cuenta del autónomo. Pero hay casos, en los que la actividad está exenta de IVA que entonces puede no ser deducible.

 

Exención del IVA


Si es el caso, en tu factura tendrás que incluir la exención de IVA. En dicha exención el sujeto pasivo está excluido del pago de este impuesto; en estos casos el IVA soportado tampoco sería deducible.

 

Sujeto pasivo


Es la persona física o jurídica que emite o recibe facturas y que tiene obligación de presentar declaraciones de impuestos. También se le conoce como obligado tributario.

 

Tipo de retención


Esta es la cantidad que el autónomo anticipa a Hacienda en concepto de IRPF, y se aplica sobre la base imponible. Puede ser de tipo general 15% o reducido, 7%.

 

Cuota tributaria


Es la cantidad que resulta de aplicar el tipo de gravamen a la base imponible.

 

Suplido


Este es un concepto/gasto para incluir en la factura que emite un tercero que presta un servicio a nombre de tu cliente.  Es decir es un gasto que el profesional paga en nombre del cliente, quien posteriormente asumirá este importe. Tasas, portes o seguros,.. son un claro ejemplo de gastos suplidos.

Pongamos por ejemplo que vamos al notario a  gestionar un cambio de administrador único de una empresa. El trámite a realizar supone un pago de tasas por un valor de 4€.

El notario en un primer momento pagará esos 4€, y posteriormente los cobrará al cliente final; y este pago debe incluirse en la factura como gasto suplido. El profesional no puede aplicar el IRPF ni el IVA que aplica en sus servicios sobre el gasto suplido

 

Gastos reembolsable


NO debes confundir este concepto con el anterior. La diferencia está en que en este caso la factura irá a nombre del intermediario y no al cliente final. Este gasto sí tiene la consideración de ingreso a efectos del IRPF y de IVA.

 

Domicilio fiscal

El domicilio que tengas dado de alta en Hacienda es el que tiene que aparecer siempre en  la factura.

 

Factura ordinaria/ Factura electrónica


Es la ordinaria pero que se emite en formato digital.

 

Factura rectificativa


Es un tipo de factura que se emite para realizar una modificación respecto a la factura original.

 

Factura de recapitulación


Es una factura que recoge distintas operaciones que se han realizado en distintas fechas para un mismo destinatario. Tienen que haberse realizado en el mismo mes natural.

 

Factura proforma


Es un documento que ofrece una oferta comercial al cliente. En este caso la numeración es distinta a la factura ordinaria. En el encabezado se debe indicar que se trata de una factura proforma y no tiene validez a efectos fiscales.