Cómo hacer un plan de negocio en 10 pasos

Estas son las razones por las que necesitas un plan de negocio

gestion negocio

Cuando estás dispuesto a emprender un negocio, uno de los primeros pasos que debes dar es hacer un plan de negocio o business plan. Piensa que, una cosa es tener la idea en mente y conocer más o menos el terreno en el que te vas a mover, y otra muy diferentes es tener claros tus objetivos y qué vas a hacer para conseguirlos.

El plan de negocio será un documento vital para saber si tu negocio es viable y te ayudara a la hora de presentar tu idea a un posible socio o inversor.

Por qué necesitas un plan de negocio

Además de las razones hasta ahora comentadas, un plan de negocio también te será muy útil para:

  • Aclarar tus ideas. Al tenerlo todo plasmado en papel podrás estructurar y priorizar acciones.
  • Descubrir y resolver problemas. Es posible y normal que tu idea de negocio tenga algunas lagunas por lo que es importante que las identifiques cuanto antes y las soluciones.
  • Obtener feedback. Si el plan de negocio está bien hecho, lo podrás enseñar a otros profesionales para saber su opinión y mejorar aspectos si es preciso.
  • Tener credibilidad. Cualquier persona que vaya a estar relacionada contigo en tu negocio, al ver tu plan de negocio sabrá que lo tienes todo planificado y bien atado.
  • Será tu guía a medida que tu negocio vaya creciendo, indicándote los pasos a seguir en cada momento, y podrás consultarlo para tener siempre presentes tus objetivos.

 

Cómo hacer un plan de negocio

 

En el caso de que nunca hayas hecho un plan de negocio y no sepas por dónde empezar, a continuación te damos 10 sencillos pasos. Manos a la obra!

 

  1. Resumen ejecutivo

En el primer apartado tienes que resumir a qué se dedica tu negocio y cuáles son los productos o servicios que vendes. Debe ser un resumen, o sea, algo corto que no aburra al lector pero que defina bien tu idea.

 

  1. Público objetivo

Es fundamental que tengas claro cuál es tu púbico objetivo, qué tipo de personas van a querer comprar tu producto o contratar tu servicio. Para ayudarte a conocer este dato debes hacerte preguntas como, por ejemplo:

-¿Tu negocio está dirigido a consumidores o a empresas?

-Si está dirigido a consumidores, ¿cómo te darás a conocer?, ¿cómo llegarás a ellos?

-En caso de estar dirigido a empresa, ¿cómo llegarás a ellas? ¿te pondrás en contacto con el departamento de ventas, con el CEO?

-¿Buscas clientes recurrentes o puntuales?

 

  1. Define el target

En este apartado toca definir a tu público objetivo detalladamente. Debes analizar los siguientes aspectos:

-Si es una persona: en su edad, sexo, estatus social, nivel académico,  profesión, etc.

-Si es una compañía: en su tamaño, beneficios, modelo de negocio, etc.

-Ubicación: ciudad, país, barrio.

El objetivo de definir el target es crear un perfil del consumidor.

 

  1. Oportunidades

En este punto debes plasmar dónde quieres hacer que llegue tu empres. Por ejemplo, empezar a vender tu producto o servicio por internet, cómo encontrarás usuarios, cómo lograrás tráfico a tu web, etc.

 

  1. Analiza tu competencia

Todos los negocios tienen competencia, a no ser que tengas la patente de un producto concreto y solo tú puedas comercializarlo. Es importante que identifique a tu competencia y analices cuál es su propuesta de valor, sus fortalezas y debilidades. Demás, debes tener en cuenta:

-Quiénes son tus competidores directos, es decir, los que venden los mismos productos o servicios que tú.

-Quiénes son tus competidores indirectos, que son los que ocupan tu mismo mercado.

-Cuáles son las barreras de entrada.

-Cuál es tu propuesta diferencial de valor. Qué te diferencia de los demás. Este es un punto muy importante porque para tener éxito es necesario que te diferencies de la competencia a través del precio, de la calidad, etc.

 

  1. Plan financiero

Este apartado trata de los números. Las cuentas también deben de estar muy claras y para conseguirlo necesitas analizar algunos aspectos económicos. Son los siguientes:

-El coste de hacer o comprar el producto que deseas vender.

-El coste de elaboración.

-El coste de personal.

-El coste de distribución.

-Los costes en marketing y publicidad.

-Gastos fijos y variables.

Cuando tengas todos estos importes definidos estarás preparado para empezar a buscar la inversión necesaria para montar tu negocio.

 

  1. Plan de marketing

En este apartado debes dejar definidos cinco puntos:

-Precio: cuánto costará tu producto.

-Posicionamiento: cómo encaja tu producto o servicio dentro del mercado.

-Promoción: qué canales o estrategias vas a utilizar para comunicarte con tus potenciales clientes.

-Beneficio: cuánto ganarás de cada venta.

-Puntos de venta: dónde se podrán adquirir tus servicios o productos.

 

  1. Plan logístico

Aquí debes plasmar cómo va a ser el día a día de tu empresa, cuáles son las tareas a llevar a cabo. Debes incluir todos los procesos, departamentos y personal que vas a necesitar para que todo funcione correctamente.

 

  1. Recursos humanos

Si vas a necesitar contratar personal deberás tener claros cuáles son los perfiles que necesitas y cómo harás el proceso de captación y contratación.

 

  1. Simplifica

Un plan de negocio debe ser breve y concreto. Si configuras un documento muy extenso, nadie lo leerá y a ti tampoco te va a servir.

Una vez lo hayas escrito, léelo e intenta resumirlo. Puedes repetir este paso hasta que logres un resumen máximo.

Piensa para todo lo que te va a servir el plan de negocio, por lo tanto, debe ser realista.

Cuando la tengas, es importante que lo revises cada cierto tiempo para, si es preciso, modificar ideas. Piensa que tu negocio, por la razón que sea, puede cambiar de un día para otro, así que te conviene tenerlo siempre actualizado.

 

Fuente: Más Autónomo