Aún estás a tiempo: 4 pasos para restablecer tus objetivos para la segunda mitad del año

Reordena tus prioridades, ponte una fecha, utiliza metas, emplea bien tu tiempo y energía

 

 

 

Aunque quedan menos de cinco meses para terminar el año, aún esta a tiempo de lograr tus objetivos. En este post te damos cuatro claves:

 

Reevaluar y reordenar las prioridades

Si hubo alguna posibilidad de que abandonaras tus objetivos, piensa en por qué has perdido impulso y qué es lo que quieres hacer a continuación. Cuando sepas a dónde quieres llegar a fin de año, ten en cuenta:

  • Asegúrate de que ese es el objetivo correcto que estás abordando en el momento adecuado.
  • Piensa si tienes tiempo para dedicarte a ello.
  • Asegúrate de que el objetivo esté en línea con tus valores.

 

Usa la fecha límite como motivación

Al comienzo del año, tenías una lista en blanco de 12 meses completos por delante. Ahora, estás en una carrera cuesta abajo hacia el final del año, que es algo increíble porque tienes una cuenta regresiva, también llamada fecha límite. Con un marco de tiempo más limitado, debes ser más específico/a sobre lo que quieres lograr.

Piensa en el punto final que quieres alcanzar el último mes del año. ¿Qué sientes posible y emocionante versus abrumador? La respuesta puede brindarte información valiosa sobre los objetivos que puedes lograr con el tiempo que te queda. Luego, usa la fecha límite para impulsar tu motivación.

 

Usa el enfoque de metas

Mantenerse con un objetivo durante 12 meses o más es una disciplina y esfuerzo; todavía más en la segunda mitad del año, porque el esfuerzo se incrementa en los últimos seis meses.

¿Específicamente, qué tendrás que hacer para alcanzar tu objetivo y para cuándo? ¿Cuál será el resultado? Comprender tus respuestas te ayudará a realizar un replanteamiento correcto.

Para ello, conviene hacer lo que se denomina “el enfoque de metas”, que es muy útil para ayudarte a progresar y que consiste en hacer que tus metas sean específicas, cuantificables, alcanzables, relevantes y sensibles al tiempo. Este enfoque te ayuda a comprender lo qué debes hacer para lograr tus objetivos.

¿Qué actividades te ayudarán a acercarte al logro? Concéntrate en desarrollar las acciones que eventualmente te llevarán a donde quieres.

 

Emplea adecuadamente tu tiempo y energía

Para emplear tu tiempo y energía con sabiduría tienes dos soluciones:

  • Primero, aprender a delegar. Por ejemplo, cuando llega el inventario tu inclinación a “hacer todas las cosas” debe ser contenida. Los miembros del personal pueden controlar el inventario y manejar otras tareas cotidianas mientras te enfocas en los negocios, mejoras las operaciones o haces algo diferente.
  • En segundo lugar, reconoce tus mejores tiempos y momentos de rendimiento, cuando necesitas ser altamente productivo/a. Esto hará que seas más efectivo/a.

Fuente: CepymeNews