Analiza a los competidores de tu negocio

Si quieres competir primero necesitas conocer a tus competidores

Para mucho empresarios autónomos a veces es difícil competir en su sector, pero conocer información de sus competidores  puede ser de gran utilidad.

Algunos creen que las opciones se les van agotando y también las estrategias que se pueden probar. Igual alguno de vosotros os habéis encontrado ante esta situación y habéis decidido hacer un estudio exhaustivo de su situación para detectar algún punto débil -o al menos no tan fuerte- que te permita conseguir un hueco en el mercado, pero no sabes muy bien por dónde empezar… Si este es tu caso, te damos con ayuda de Empresa Actual algunas ideas que te pueden ayudar.

A saber, por ejemplo que la información contrastada y fiable es un elemento fundamental. En este sentido, una alternativa de gran utilidad son servicios online que ofrecen información comercial de empresas. Estos funcionan de manera similar a un directorio de empresas y permiten descubrir las características y circunstancias de una empresa en ámbitos como el financiero o el comercial. Su información legal y mercantil, la evolución de la plantilla, las subvenciones que ha obtenido en los últimos años… Estos informes empresariales recogen datos clave que, analizados bajo la óptica adecuada, te permitirán monitorizar la situación de tu competencia para entender mejor su actividad y enfrentarte a ellos con argumentos renovados. 4 preguntas que responderá la información comercial de empresas A la hora de analizar a las empresas que forman tu competencia, los informes comerciales pueden ayudarte a responder a algunas cuestiones que seguro te surgirán en el camino, entre otras:

¿Cuál fue su punto de partida?

La información comercial de empresas te muestra la evolución del volumen de ventas de la compañía y la progresión del número de empleados que trabajan en ella te dará una idea de cómo comenzó su actividad. Así, al conocer cómo empezaron y compararlo con la dimensión actual, te podrás hacer una idea de la tendencia que han experimentado en los últimos años y las previsiones que pueden tener de cara al futuro. –

¿Quién toma las decisiones en la empresa?

Consultar información mercantil básica sobre la entidad te permitirá saber quién es quién dentro de la entidad. De esta forma, estarás al tanto de quién es la persona encargada de tomar decisiones e informarte, por ejemplo, de las vinculaciones que mantiene con otras empresas y empresarios. –

¿Cuál es su situación financiera?

Acceder al balance, cuenta de pérdidas y ganancias y el score de liquidez de la compañía te facilitará datos clave como: las salidas y entradas de efectivo registradas, la cantidad de fondos propios invertidos para el desarrollo de la actividad o los desembolsos de capital realizados para la compra de maquinaria. Es decir, gracias a la información comercial de empresas accederás al diario cuantitativo de la actividad de la entidad en los últimos meses. Por otra parte, estos documentos suelen incluir también información adicional como un análisis del riesgo en el que se califica la posibilidad de que la empresa cese su actividad comercial o no pague las deudas en un año.

¿Cuáles son sus debilidades y fortalezas?

Tras reunir toda la información necesaria y analizarla con detenimiento, posiblemente con la ayuda de tu gestor financiero, podrás percibir cuáles son los puntos fuertes o débiles de tus competidores. De todas formas, en estos documentos también se incluye un comentario sobre las debilidades y fortalezas de la compañía a nivel comercial, por lo que podrás comprobar si este coincide con las indagaciones que has realizado por tu parte hasta el momento. Contar con información fiable y contrastada sobre tu competencia es esencial para conocerla mejor y detectar sus debilidades. De ahí la necesidad de emplear herramientas cualificadas como la información comercial de empresas. Sin embargo, esto no implica no colaborar en, por ejemplo, asociaciones sectoriales, otra forma de conocer de cerca a tus competidores. Así, a través de una mezcla de información cuantitativa y cualitativa podrás entender sus acciones e incluso adelantarte a ellas, utilizando información de calidad para estar, por fin, un paso por delante.

Fuente: Empresa Actual