8 consejos para empezar a trabajar como freelance

8 ideas imprescindibles que Héctor de la Prada ofrece tras sus dos años de experiencia.

 

 

 

Héctor de la Prada lleva dos años trabajando como diseñador web freelance. Su camino no ha sido sencillo a pesar de que siempre tuvo claro a que quería dedicarse.

De la Prada comparte con todos nosotros las cosas que ha ido aprendiendo por el camino:

 

1. Cree en ti mismo

 

Esto es lo más importante. Debes confiar en ti mismo y en tus habilidades. Si no te sientes seguro con tus conocimientos, céntrate en mejorar antes de dar el salto.

Pero esto tampoco significa que no puedas empezar a poner a prueba tus habilidades hasta que tus conocimientos estén en el nivel óptimo.

Crea tus propios proyectos personales y practica ayudando a familiares y amigos. Esto te dará experiencia y aumentará tu confianza hasta el momento en el que, casi sin darte cuenta, aceptes tu primer trabajo pagado para un cliente real.

 

2. Tu marca lo es todo

 

En el momento en el que te conviertes en un trabajador autónomo o freelance te conviertes en una empresa basada en ti y en los servicios que ofreces. Por eso, como cualquier otra empresa, tendrás que trabajar en crear tu propia marca, desde el aspecto que se ve en Internet hasta tu propia imagen para los momentos en los que te reúnes con clientes.

Crea un portfolio online donde enseñar tus mejores trabajos, bien en tu propia web personal o en alguna de las páginas específicas para ello como Dribble o Behance.

Sé activo en redes sociales, sobre todo en las orientadas al mundo laboral, como LinkedIn.

Y si quieres que tu marca empiece a ser conocida, escribe tu propio blog donde puedas compartir tus conocimientos.

“En el momento en el que trabajas como freelance, te conviertes en una empresa basada en ti.”

 

3. Trabaja con contratos

 

No cometas el error de fiarte de gente que no conoces.

No sé si existen estadísticas al respecto pero estoy seguro de que más del 50% de los trabajadores freelance en España han tenido algún cliente que, una vez acabado el trabajado pactado, ha desaparecido sin pagar.

Crea un modelo de contrato básico que te cubra las espaldas y que explique el trabajo que vas a realizar y el pago que vas a recibir a cambio. De esta manera, tendrás un seguro, trabajarás más a gusto, y tu cliente te verá como alguien mucho más profesional.

Te interesará: 4 tipos de proyectos que no deberías aceptar si eres autónomo.

 

4. Ofrece calidad

 

Cada vez la competencia es mayor.

En la red se puede encontrar a cientos de diseñadores, fotógrafos o escritores freelance ofertando los mismo servicios que tú en webs como UpWork o Freelancer.

La manera de combatir los bajos precios que ves en estas plataformas es crear trabajo de la máxima calidad. Asegúrate de que cada trabajo que entregas es lo mejor que podías haber hecho.

 

5. Sé profesional

 

Uno de los grandes problemas del aumento del número de freelancers dedicados a las nuevas tecnologías es que muchos de ellos son gente poco profesional, autodidacta y con tan solo unos conocimiento básicos.

Un gran número de mis clientes han llegado a mí después de tener malas experiencias anteriores con trabajadores freelance que no realizaron el trabajo pactado o lo hicieron de mala manera.

Cuida tu marca, sé honesto y no prometas cosas que no puedes hacer. Cumple los plazos marcados, mantén una buena relación con tus clientes y, sobre todo, sé buena persona.

 

6. No dejes de formarte

 

En la mayoría de los campos relacionados con la tecnología la evolución es constante.  Tanto las herramientas como las tendencias cambian continuamente.

Por eso, has de emplear una parte de tu tiempo a seguir aprendiendo cosas y a descubrir nuevas formas de aportar valor a tus clientes.

No te quedes atrás, porque lo que estás haciendo hoy puede no interesar a nadie dentro de 5 años y te puedes ver sin trabajo.

 

7. Relaciónate

 

El famoso networking. Debes relacionarte con otra gente para seguir aprendiendo y captar nuevos clientes.

Aunque seas un diseñador web y trabajes desde el escritorio de tu casa (como es mi caso), no te encierres en ella. Asiste a conferencias en tu ciudad, habla de tu trabajo con amigos e intenta conocer gente nueva.

En los inicios, una de tus principales fuentes de clientes serán las referencias que den de ti las personas que conoces o antiguos clientes.

Por eso, es esencial aumentar tu círculo de contactos. Nunca sabes con quien puedes acabar trabajando…

 

8. Conoce tus números

 

Uno de las mayores dificultades con las que te encuentras al comenzar tu carrera como freelance es que, de repente, no eres solo un diseñador web o un fotógrafo, sino que tienes que hacer todas las labores para que una empresa funcione.

Yo soy de los que buscan herramientas que me ayuden en todas estas tareas. Una herramienta que lamento no haber tenido durante mis primeros años es anfix para ayudarme con la gestión de mi negocio: el proceso de crear y emitir facturasmantener el control de mi cuenta bancaria o controlar mis gastos, entre otros.

 

Recuerda

 

Tu negocio como freelance se basa totalmente en ti, en tu trabajo y en cómo es percibido por tus clientes. Si quieres tener éxito, trata tu marca personal de la manera que merece y sé profesional siempre, tanto de puertas para afuera como para adentro.

 

 

New Call-to-action

 

 

Fuente: Anfix