8 claves para asegurarte el cobro de tu trabajo como autónomo

Como autónomo, debes revisar las condiciones bajo las cuales aceptas un nuevo trabajo.

 

 

Pero, ¿cuáles son esas condiciones?, ¿qué debe cumplir ese proyecto antes de ponerte manos a la obra?

Te lo contamos a continuación.

Para evitar perder dinero con proyectos poco rentables, nunca presentes tu oferta sin revisar antes tus tarifas.

Piensa no sólo el tiempo que vas a destinar al proyecto, sino también los recursos que necesitarás. También debes tener en cuenta tus gastos de vida ya que mientras dure el proyecto deberás comer, moverte, etc.

Desde luego, tales gastos deberían estar contemplados previamente en tu tarifa. Por eso es importante revisar regularmente los precios del mercado para entender cuánto te está costando en realidad un proyecto.

Siempre es buena idea consultar al cliente qué presupuesto dispone para invertir pero no debes aceptarlo si no cubre tus gastos.

 

Detalla por escrito las condiciones del proyecto

Antes de aceptar cualquier nuevo trabajo, asegúrate de que tanto tú como tu cliente tenéis claras las condiciones del servicio. Redacta una propuesta de trabajo detallando qué es lo que harás, en cuánto tiempo, qué incluye (y qué no incluye) y los cambios que se pueden solicitar.

Evita comenzar a trabajar sólo con una aprobación verbal de la oferta presentada.

Tu cliente debe dar por aprobada tu contratación por escrito, ya sea mediante una orden de compra, una oferta firmada o, en última instancia, un correo electrónico donde acepta el detalle de lo que propones.

También puedes crear presupuestos detallados en los que describas, además del servicio y su coste, las condiciones de pago y de trabajo.

Si el cliente lo acepta, siempre por escrito, tendréis un acuerdo establecido que rija vuestra colaboración.

 

Fuente: Más Autónomo