5 consejos para potenciar tu marca

Potenciar marca personal

 

 

Para potenciar tu marca personal o empresarial, es decir, qué piensan de ti, cómo te perciben los demás y del potencial que tienes para diferenciarte de la competencia, hay una serie de pasos a seguir para triunfar con ella de forma onlineLas pautas a tener en cuenta para lanzar, potenciar y triunfar con tu marca, se basan en una serie de consejos aportados por especialistas de este sector.

 

Haz un Análisis DAFO

Es necesario conocer tus fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades, ya que es la mejor manera de convertir tus fortalezas en oportunidades e intentar mejorar tus carencias.

Para ello, se debe tener en cuenta:

  • ¿Qué me hace diferente de mi competencia?
  • ¿Qué aptitudes tengo?
  • ¿Qué piensan los demás de mi marca?
  • ¿Cuáles son mis puntos débiles?
  • ¿Qué servicios voy a ofrecer?
  • ¿Cómo voy a sorprender a los usuarios?

 

Marcarte unos objetivos y define lo que vas a ofrecer

Hay que fijarse una meta y plantearse qué se quiere lograr y qué acciones se van a llevar a cabo para conseguirlo. Tus objetivos pueden ser muchos, desde encontrar trabajo, promocionarte, vender o hasta introducirte en otro sector.

Debes plantearte a quién te quieres dirigir, qué quieres transmitir, en qué te quieres convertir y cómo quieres que te asocien los demás. Una vez que tengas definido tus objetivos, el siguiente paso es preguntarte qué servicios vas a ofrecer y cómo lo vas hacer. Es decir, cuáles son tus fortalezas y cómo vas a conseguir que lleguen a tu público.

 

Elige el nombre, tu identidad corporativa y haz networking

La imagen y el diseño serán una de las claves para potenciar tu marca. Por eso hay que elegir un logotipo y unos colores corporativos que se identifiquen con tu marca y su espíritu.

A la hora de elegir el nombre, una buena opción es el tuyo propio con tus apellidos o seleccionando alguna palabra clave. Una vez decidido, es importante registrarel dominio.

Para trabajar tu marca, conviene hacer tarjetas personales y acudir a eventos del sector, para así construir una buena red de contactos.  Es decir, hacer networking para incrementar tu visibilidad offline.

 

Trabaja tu imagen en las redes sociales

Es muy importante aprovechar las ventajas de las redes sociales y estar siempre pendiente de la imagen que se proyecta en Internet. Por ejemplo, buscándose en Google y analizando cómo apareces, así como también comprobar quién te menciona en sus redes sociales.

Es fundamental que tengas presencia online de forma profesional a través de redes cómo LinkedIn, Twitter, Google+, Facebook o cualquier otra relevante, para así incrementar tu notoriedad y crear una comunidad de calidad.

También conviene cuidar aspectos en las redes sociales como las descripciones, las palabras clave que definan tu perfil, tus fotografías, etc.

 

Crea un Blog, registrarlo y cuídalo

Según los expertos, el Blog resulta muy válido a la hora de darse a conocer profesionalmente, siendo también recomendable registrarlo.

En el mismo, además de cuidar la imagen en el mismo, hay que trabajar un “sobre mí” que resuma quién eres y capte la atención del usuario al instante y sea consciente de en qué le puedes ser útil.

También hay que ser constante con las publicaciones y especializarse en un contenido que realmente te guste y te motive:

  • Los resultados no se obtienen de la noche a la mañana, por eso hay que ser constante, paciente y dedicarle tiempo para conseguir cumplir tus metas fijadas.
  • Por eso se recomienda tener un calendario de contenidos tanto para tus redes sociales como para tu blog, intentando cumplirlo lo máximo posible.
  • Pero lo esencial es que mantener siempre tus valores, que te sientas motivado y que seas tú mismo.

Además, hay que fijarse un calendario de publicaciones e intentar incluir recomendaciones, enlaces y hacer un buen uso de las palabras clave para obtener un buen posicionamiento.

Por último, también conviene monitorizar los resultados del Blog:

  • Comprobar que está siendo efectivo, por ejemplo, con la herramienta Google Analytics.
  • Hacer un seguimiento de las visitas y de la duración de las mismas en tu blog.
  • Verificar la fuente de donde proceden y cuál es la página que mejor resultados está teniendo.
  • Esto te ayuda a comprobar si estás consiguiendo los resultados esperados y qué debes mejorar.

 

Fuente: Más Autónomo