Tipos de trabajadores de la plantilla

Dentro de la plantilla tendrás perfiles muy variados

Si tienes un negocio, independientemente de cuál sea su naturaleza y del sector al que pertenezcas, dentro de la plantilla tendrás empleados con perfiles variados. En todas las empresas hay diferencias entre los empleados, por lo que clasificamos los perfiles semejantes para identificar sus aptitudes y cualidades más fácilmente.

Tipos de trabajadores

 

Los tipos de trabajadores variarán según los rasgos que los caractericen. Algunos se reconocen, por ejemplo, por su actitud, otros por sus habilidades o por su motivación en la empresa.

A continuación, los vamos a diferenciar por los diferentes roles que los identifican a nivel individual.

 

El implicado

 

El trabajador implicado es un tipo de trabajador que intenta hacer todo lo que puede y de la mejor manera posible. Es un trabajador, fiel y dedicado, además de que le encanta su trabajo y disfruta enormemente llevándolo a cabo. Se mantiene motivado gracias a pequeños beneficios que la empresa le ofrece ya que estos le hacen sentir muy cómodo y valorado.

 

El comodón

 

Este trabajador ya lleva un tiempo en la empresa, la conoce de cabo a rabo, y no tienen ninguna intención de dejar la empresa ni tan siquiera de ascender dentro de ella. Conoce su trabajo a la perfección y, aunque lo realice de forma correcta, nunca se esforzará para que sus resultados superen las expectativas. Se conforma con saber que tiene un sueldo a fin de mes y no se complica más la vida.

 

El descontento

 

Es un tipo de trabajador que nunca está conforme con su posición en la empresa, ni con su estatus ni sus progresos, a la vez que cree que no va a encontrar nada mejor. El trabajador descontento prefiere infravalorar su realidad antes de aventurarse a una nueva oportunidad. Es un trabajador que no se caracteriza por abandonar su trabajo pero hay que mantenerlo motivado para que no contagie su actitud al resto de sus compañeros.

 

El ambicioso

 

El trabajador ambicioso ya lo quiere todo desde el primer día y pretende comerse el mundo. Esta actitud puede aportar mucho valor añadido a la empresa, a los proyectos y a sus compañeros. Pero ojo, porque en su necesidad de ser siempre mejor y querer siempre más, es fácil que deje la empresa a la mínima desmotivación o a la mínima oportunidad que se le ofrezca de cambiar a una empresa de más envergadura.

 

Por qué es interesante conocer los tipos de trabajadores que hay en tu empresa

 

La principal razón por la que te interesa conocer los tipos de perfiles que se dan entre tus trabajadores es el poder motivarlos a cada uno de ellos de la mejor manera. Está claro que trabajar la motivación a nivel de equipo es importante y fundamental, pero esto no quita para que, en la medida de lo posible, mantengamos la motivación a nivel individual de cada unos de nuestros trabajadores.

Fuente: Mas Autónomo