1. Introducción
2. Características principales
3. Obligaciones fiscales
4. Cotización a la Seguridad Social y su Protección Social
5. Trámites administrativos
6. Ayudas y medidas dirigidas a los autónomos
7. Anexos

3. OBLIGACIONES FISCALES

 

A. LA DECLARACIÓN CENSAL

 

Las personas o entidades que desarrollen o vayan a desarrollar actividades empresariales o profesionales o satisfagan rendimientos sujetos a retención, deberán comunicar a la Administración Tributaria, a través de las DECLARACIONES CENSALES, el comienzo, las modificaciones y el cese en el desarrollo de tales actividades. Hay dos modelos de DECLARACIÓN CENSAL, el 036 o el 037, y se presentará dependiendo del caso que nos ocupe:

Modelo 036

  • Para obtener el CÓDIGO DE IDENTIFICACIÓN FISCAL (CIF) por los empresarios individuales que no dispongan de él y por la sociedad que se constituya.
  • Realizar la declaración previa al inicio de la actividad, lo que permitirá deducir las cuotas del IVA soportadas con anterioridad al inicio de la actividad.
  • Solicitar el alta en el censo de etiquetas y opciones de IVA.
  • Renunciar al método de estimación objetiva en el IRPF, así como la revocación a dicha renuncia.
  • Renunciar al régimen simplificado del IVA, así como su revocación.

Modelo 037 (cumplimiento de todos los requisitos siguientes)

  • Los obligados tributarios sean sujetos pasivos del IRPF, Impuesto sobre Sociedades o IVA.
  • Siendo sujetos pasivos del IVA se incluyan en el régimen general, especial simplificado, especial de recargo de equivalencia o especial de la agricultura, ganadería y pesca.
  • No realicen operaciones intracomunitarias sujetas a IVA, ni satisfagan rendimientos del capital mobiliario sujetos a retención.
  • No se trate de entidades residentes en España no sujetas al Impuesto de Sociedades.

El CÓDIGO DE IDENTIFICACIÓN FISCAL (CIF) es el número que identifica a la empresa ante la Administración Tributaria, sin embargo, en el caso del empresario individual, no es necesario solicitarlo si se posee el NÚMERO DE IDENTIFICACIÓN FISCAL (NIF), por tanto, el empresario individual deberá presentar el modelo 036, acompañado de una fotocopia de su DNI y NIF.

El empresario individual tributa mediante el IMPUESTO DE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS. Mediante la DECLARACIÓN CENSAL debe optar por uno de los tres regímenes de tributación, que se explican a continuación. Dependiendo del régimen fiscal, deberá tener unos determinados libros a tenor de la Ley 40/1998, de 9 de diciembre del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas y el Real Decreto 214/1999 por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias:

 

I.- RÉGIMEN DE ESTIMACIÓN DIRECTA

La ESTIMACIÓN DIRECTA es uno de los regímenes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por el cual tributan los rendimientos obtenidos por las personas físicas a través de las actividades empresariales. Esta modalidad es de aplicación a:

  • Las actividades empresariales o profesionales cuyo volumen de operaciones sea superior a 600.000 euros anuales.
  • Las actividades empresariales o profesionales que siéndoles aplicables algunas de las otras dos modalidades (Estimación Directa Simplificada y Estimación Objetiva) hayan renunciado expresamente mediante la presentación del Modelo de impreso 036 (Declaración Censal), antes del 31 de diciembre, anterior al comienzo del nuevo ejercicio.

La determinación de los rendimientos se hace como en el Impuesto de Sociedades:

INGRESOS + AUTOCONSUMO - GASTOS = BASE A LIQUIDAR

Las deducciones a aplicar son las mismas que las establecidas anualmente en la Ley de Presupuestos o en la Ley de Acompañamiento, para el Impuesto de Sociedades.

En este régimen deben realizarse cuatro pagos fraccionados, en los plazos del 1 al 20 de Abril, Julio, Octubre y durante el mes de Enero del año siguiente. Para ello se utiliza el modelo 130, que debe presentarse siempre, independientemente de que la declaración sea positiva, negativa o cero.

  • El importe del pago fraccionado será:
  • Para actividades empresariales y profesionales, el 20% del rendimiento neto obtenido desde el inicio de año hasta el último día del trimestre al que se refiera el pago.
  • De las cantidades resultantes se deducirán los pagos fraccionados ingresados en los trimestres anteriores así como las retenciones soportadas e ingresos a cuenta que se hubieran realizado.

Para actividades agrarias y pesqueras, el 2% de los ingresos del trimestre, deduciendo las retenciones e ingresos a cuenta correspondientes al trimestre. Si el resultado es cero o negativo, se debe presentar al menos la declaración.

Cuando realicen actividades para otros profesionales o empresarios, están obligados a soportar una retención del 18%, o a practicarla ellos cuando los servicios se los presten otros profesionales. Este porcentaje puede reducirse al 9% si el profesional que presta el servicio se encuentra en su primer periodo de ejercicio de actividades o en cualquiera de los dos siguientes, y se lo ha de comunicar al pagador de las rentas.

Por su parte, el profesional que pagó los servicios y que estuvo obligado a retener, deberá presentar trimestralmente el modelo 110 e ingresar en Hacienda el importe de las retenciones efectuadas. Las fechas de presentación son las mismas que las de los pagos fraccionados, con la excepción de enero, en que el plazo solo llega hasta el día 20.

Finalmente, los empresarios están obligados a presentar durante el mes de marzo el modelo 347 de operaciones con terceros, si realizaron con alguna persona o entidad operaciones superiores a 3.000 euros.

Los libros obligatorios en este régimen son:

EMPRESARIOS PROFESIONALES

Libro Diario.
Libro de Inventario y cuentas anuales.

Libro registro de ingresos.
Libro registro de gastos.
Libro registro de bienes de inversión.
Libro registro de provisiones y suplidos.

 

II.- RÉGIMEN DE ESTIMACIÓN DIRECTA SIMPLIFICADA

La ESTIMACIÓN DIRECTA SIMPLIFICADA es la segunda modalidad de tributación de las actividades empresariales mediante el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y se aplicará a:

  • Las actividades empresariales a las que no les sea de aplicación la modalidad de Estimación Objetiva.
  • Las actividades empresariales y profesionales que no tengan un volumen de operaciones superior a 600.000 euros anuales, y no se haya renunciado a su aplicación.

La base imponible se calcula del mismo modo que en el caso de la ESTIMACIÓN DIRECTA (deducibilidad de todos los gastos en los que se hubiese incurrido para el desarrollo de la actividad). Permite la deducción íntegra de las amortizaciones:

  • Las amortizaciones se practican de forma lineal. en función de la tabla de amortizaciones simplificadas aprobadas por el Ministerio de Economía y Hacienda.
  • Se aplica una tabla de amortizaciones simplificada.
  • Son aplicables las reglas de amortización acelerada que se establecen para las empresas de reducida dimensión que tributan por el Impuesto sobre Sociedades.

Se permite una deducción en concepto de provisiones y gastos de difícil justificación. Esta deducción es el 5% del rendimiento neto previo. En este régimen deben realizarse cuatro pagos fraccionados en los plazos del 1 al 20 de Abril, Julio, Octubre y durante el mes de Enero del año siguiente.

El empresario puede deducirse las mismas desgravaciones que las sociedades, por ejemplo, por inversiones en tecnologías de la información, bienes de interés cultural, formación profesional, etc. Los empresarios (o profesionales, en su caso) bajo este régimen deben también presentar declaraciones trimestrales de "Pagos fraccionados" y retenciones a profesionales, en las mismas fechas y de la misma forma descrita para la estimación directa normal incluyendo la obligación de presentar el modelo 347 de operaciones con terceros.

Los libros obligatorios en este régimen son:

EMPRESARIOS PROFESIONALES

Libro registro de ventas e ingresos.
Libro registro de compras y gastos.
Libro registro de bienes de inversión.
Libros exigidos por IVA.

Libro registro de ingresos.
Libro registro de gastos.
Libro registro de bienes de inversión.
Libro registro de provisiones y suplidos.

 

III.-LA MODALIDAD DE ESTIMACIÓN OBJETIVA.

Este régimen de tributación, también cumplimentado mediante el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), se establece una estimación de los rendimientos de las actividades empresariales de las personas físicas en función de unos parámetros. Es aplicable a los contribuyentes cuyas actividades se encuentren en una lista publicada por Hacienda cada año. No podrá aplicarse este régimen cuando concurran algunas de las siguientes circunstancias:

  • Cifra de negocios superior a 450.000 euros anuales (si es actividad económica, para las actividades agrícolas y ganaderas el límite se reduce a 300.000 euros).
  • Que el volumen de compras en bienes y servicios, excluidas las adquisiciones de inmovilizado supere los 300.000 euros anuales que no tengan contratados más personas de las mencionadas en una Orden publicada por Hacienda (depende de la actividad concreta) y que no hayan renunciado a su aplicación.

Cada año se van ampliando las actividades que son objeto de aplicación de esta modalidad. Entre estas podemos destacar una gran parte del comercio minorista, peluquerías, transporte de viajeros, talleres de reparación de vehículos, carpinterías, fontanería, restaurantes, cafeterías, bares, taxi, etc.

Si se desea renunciar a esta modalidad, se deberá efectuar mediante la presentación del modelo 036 o 037 en la delegación de Hacienda que corresponda por domicilio a la empresa. La renuncia, supone la inclusión automática en la modalidad de ESTIMACIÓN DIRECTA (Normal o Simplificada). Esta renuncia tendrá efecto para un periodo mínimo de tres años y se entenderá prorrogada tácitamente para cada uno de los siguientes, salvo que se revoque. La revocación a la renuncia se presentará en el mes de diciembre anterior al año natural en que deba surtir efecto, mediante la presentación del modelo 036, apartado modificación de datos. Cuando se inicie la actividad, la renuncia si así se desea, se hará constar en la correspondiente declaración de alta del modelo 036.

Un límite para la aplicación de esta modalidad es la magnitud de personas empleadas en la actividad empresarial, cuando se sobrepasa este límite para cada actividad por el Ministerio de Economía y Hacienda, se produce la exclusión de la actividad en la modalidad de signos, índices o módulos determinándose en este caso el rendimiento por el método de ESTIMACIÓN DIRECTA (normal o simplificada). En este supuesto, el empresario deberá hacer constar esta exclusión mediante la correspondiente declaración en el modelo 036 y presentarla con anterioridad al ejercicio económico siguiente.

Si el contribuyente realiza una actividad sometida al régimen de ESTIMACIÓN DIRECTA no podrá aplicarse la ESTIMACIÓN OBJETIVA a otras actividades. Asimismo este régimen de ESTIMACIÓN OBJETIVA, no podrá aplicarse por los contribuyentes cuyo volumen de rendimientos íntegros en el año inmediatamente anterior, supere para el conjunto de sus actividades económicas 450.760 € anuales.

Este límite se establece en 300.506 € anuales para el conjunto de actividades agrícolas y ganaderas. A efectos de aplicación de estos límites se computarán aquellas operaciones por las que exista obligación a emitir y conservar facturas o a anotaciones en Libro de Registro de Ventas e Ingresos.

La modalidad de ESTIMACIÓN OBJETIVA consiste en determinar el rendimiento neto tributario en base a unos parámetros objetivos (número de personas que trabajan en la actividad, la potencia instalada, superficie del local, situación, etc.) fijados por el Ministerio de Economía y Hacienda para cada actividad. El rendimiento neto a cada actividad será la suma de las cuantías correspondientes a los signos o módulos previstos para dicha actividad.

A diferencia de la ESTIMACIÓN DIRECTA, la Ley no permite la deducción de los gastos sufridos, ya que los módulos aplicados tienen por misión determinar el beneficio obtenido.

La cuantía de los signos o módulos se calculará multiplicando la cantidad asignada a cada unidad del parámetro por el número de unidades del mismo empleadas, utilizadas o instaladas en la actividad. En la modalidad de ESTIMACIÓN OBJETIVA se pueden deducir las amortizaciones del inmovilizado, aplicando una tabla simplificada y unos coeficientes que permiten la amortización acelerada. Al rendimiento neto se le aplica una serie de índices correctores de manera que podrá sufrir un aumento o reducción.

En este régimen deben realizarse cuatro pagos fraccionados, en los plazos del 1 al 20 de Abril, Julio, Octubre y durante el mes de Enero del año siguiente.

El importe del pago fraccionado será, en general, el 4% del rendimiento neto aplicable según la normativa, o el 3% para empresas con un asalariado y el 2% cuando no se disponga de personal asalariado. En el caso de actividades agrarias, el pago fraccionado será del 2% del volumen de ingresos del trimestre. Los empresarios acogidos a este sistema tienen obligación de guardar facturas por orden de fechas y por trimestres; y los justificantes de los índices, módulos o signos aplicados. No tiene obligación de llevar libros contables, pero si se deducen amortizaciones se debe llevar un Libro Registro de Bienes de Inversión.

Existen unos índices correctores previstos en la Ley:

  • Reducciones por incremento de plantilla o inversiones en inmovilizado ya que en el primer caso reduce el importe del módulo de personal asalariado, y en el segundo, pueden amortizarse mediante una tabla simplificada.
  • Reducciones por índices correctores para pequeñas empresas, actividades de temporada, kioscos, taxis y empresas de transporte de viajeros o de mercancías o mudanzas. Asimismo, existe un límite corrector llamado "de exceso" por el que los rendimientos de las actividades no pueden exceder determinada cuantía.
  • Reducciones por gastos extraordinarios que es cuando la actividad se ha visto afectada por incendios, inundaciones, hundimientos u otras circunstancias excepcionales, y han generado gastos extraordinarios. Hay que comunicarlo a la Delegación de la Agencia Tributaria competente en un plazo de 30 días desde el siniestro.

Una vez determinado el rendimiento neto, se suma a las demás rentas del empresario por otras categorías (p.e. dividendos, plusvalías), y se grava todo a la tarifa progresiva. Sin embargo, estos empresarios, a diferencia de los que van por estimación directa, no pueden acogerse a las deducciones previstas en el Impuesto sobre Sociedades, salvo que la Orden anual de módulos les autorice.

 

B. IMPUESTO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS (IAE)

Mediante el impreso 840 se dará de alta en el IMPUESTO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS (IAE) en el departamento correspondiente de su administración tributaria donde el proyecto empresarial se encuadrará en alguno o en varios de los epígrafes recogidos en el Anexo I del Real Decreto Legislativo 1.175/1.990, de 28 de septiembre, por el que se aprueban las tarifas y la instrucción del Impuesto sobre Actividades Económicas. Estos están divididos en tres clases de actividades:

  • Actividad empresarial (subdividida en 9 apartados).
  • Actividad profesional (subdividida en 8 grupos).
  • Actividad artística (subdividida en 5 agrupaciones).

De esta forma se conocerá la cuota inicial de su IAE, a la que luego se aplican unos coeficientes correctores, y su Ayuntamiento y Comunidad Autónoma unos multiplicadores; También si la actividad está o no sometida al IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO (IVA); y cuáles son las opciones que tiene para calcular los rendimientos (ganancias o pérdidas) de su negocio a efectos del IRPF.

Este impuesto se abona a principio de año, y si el empresario autónomo se da de alta pasado el primer trimestre, la cuantía se reduce prorrateándose en periodos trimestrales.

Están exentos de este impuesto las empresas durante el plazo de dos años tras constituirse, así como aquellas empresas cuyo importe neto de la cifra de negocios sea inferior a 1.000.000 euros, aunque se mantiene la obligación de darse de alta en el mismo.

 

C. EL IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO (IVA)

Este impuesto grava las transacciones económicas y es soportado por los consumidores finales, por esta razón las personas físicas o jurídicas que realicen actividades económicas, además de pagar IVA en sus compras, cobran IVA en sus ventas, salvo que se tenga concedida alguna exención, de manera que al finalizar un trimestre hallan la diferencia entre lo cobrado y lo pagado. Si la diferencia es positiva se la ingresa a Hacienda y si es negativa reclama su devolución. Para ello se cumplimenta el modelo 300. Los sujetos pasivos del

Impuesto estarán obligados a:

  1. Presentar declaraciones relativas al comienzo, modificación y cese de las actividades que determinen su sujeción al Impuesto.
  2. Solicitar de la Administración el número de identificación fiscal y comunicarlo y acreditarlo en los supuestos que se establezcan.
  3. Expedir y entregar factura de todas sus operaciones, ajustada a lo que se determine reglamentariamente.
  4. Llevar la contabilidad y los registros que se establezcan, sin perjuicio de lo dispuesto en el Código de Comercio y demás normas contables.
  5. Presentar periódicamente o a requerimiento de la Administración, información relativa a sus operaciones económicas con terceras personas.
  6. Presentar las declaraciones-liquidaciones correspondientes e ingresar el importe del Impuesto resultante y deberán presentar una declaración-resumen anual mediante el modelo 309.
  7. Nombrar un representante a efectos del cumplimiento de las obligaciones impuestas en esta Ley cuando se trate de sujetos pasivos no establecidos en la Comunidad, salvo que se encuentren establecidos en Canarias, Ceuta o Melilla, o en un Estado con el que existan instrumentos de asistencia mutua análogos a los instituidos en la Comunidad.

Hay que tener en cuenta que el IVA se aplica en la Península e Islas Baleares, quedando al margen las Islas Canarias, en las que se aplica el IGIP, y las ciudades de Ceuta y Melilla. Por su parte en el País Vasco y Navarra, el régimen de aplicación del impuesto, goza de algunas particularidades.
Se aplican tres tipos diferentes de IVA, el general del 16 %, el reducido del 7 % y el súper reducido del 4 % según el caso.

La declaración y liquidación de este impuesto se hará con la siguiente periodicidad:

DECLARACIÓN LIQUIDACIÓN FECHAS
Primer Trimestre Entre el 1 y el 20 de Abril
Segundo Trimestre Entre el 1 y el 20 de Julio
Tercer Trimestre Entre el 1 y el 20 de Octubre
Cuarto Trimestre Entre el 1 y el 30 de Enero del año siguiente

Resumen Anual

Entre el 1 y el 30 de Enero del año siguiente

Está previsto una serie de exenciones de este impuesto (realizar facturas sin cobrar el IVA correspondiente) y por tanto no habría que realizar declaraciones trimestrales ni resúmenes anuales, como tampoco daría lugar a deducciones de IVA soportado en las compras. Esta posibilidad conviene cuando vaya a cobrarse más IVA del que se paga. Para conocer para qué supuestos están contemplados la exención consultar el Art. 20 de la Ley 37/1992 y en el Art. 5 del RD 1.624/1992, están regulados.

Como norma general, Hacienda no permite deducir el IVA pagado al adquirir un bien que no se vaya a utilizar exclusivamente para realizar tu actividad salvo algunas excepciones:

  • Bienes que se utilizará en tu actividad empresarial o profesional durante más de un año, y si se utiliza tanto profesional como particular, se deduce el IVA en la proporción en que ese bien sea utilizado en el desarrollo de tu actividad.
  • En la adquisición de un automóvil, a no ser que se pueda demostrar una utilización mayor, se presume que se va a utilizar al 50% de la actividad empresarial o profesional en un 50%, y por tanto se podrá deducir el 50% del IVA pagado en su compra,. No obstante, hay vehículos que se presume se utilizan al 100% en la actividad, y cuya compra por tanto da derecho a deducir el 100% del IVA pagado, como son los siguientes:
    1. Los vehículos mixtos utilizados en el transporte de mercancías.
    2. Los utilizados para el transporte de viajeros mediante contraprestación.
    3. Los utilizados para la enseñanza de los conductores o pilotos mediante contraprestación.
    4. Los utilizados por sus fabricantes en la realización de pruebas, ensayos, demostraciones o en la promoción de ventas.
    5. Los utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.
    6. Los utilizados en servicios de vigilancia.

Hay bienes cuya compra no da derecho a deducirse el IVA, como son, por ejemplo, objetos de arte y antigüedades, los alimentos, las joyas o tabaco o regalos a clientes.

Por último, para tener derecho a la deducción del IVA ha de incluirse los bienes en la contabilidad o en los registros oficiales de tu actividad empresarial o profesional, y es imprescindible tener la factura completa de las compras y servicios recibidos, con todos los requisitos exigidos por la normativa, para poder deducirse el IVA.