Design Sprint ¿qué es y para qué sirve?

Existen alternativas de trabajo como el Design Sprint para innovar en la metodología

 

 

Existen diferentes Design Sprint, el más conocido y el que nosotros usamos es el que ha desarrollado el fondo de inversión GV(- Google Ventures) y que se ha popularizado gracias a la publicación del libro de Jake Knapp, Jonh Zeratsky y Braden Kowitz, Sprint. Design Sprint es una forma de trabajo en la que los miembros del equipo de forma intensa y en un corto periodo de tiempo ponen foco en solucionar un problema de negocio que tienen en el producto o servicio.

  • Ayudan a ahorrar tiempo y dinero.

Al emplear Design Sprint se reduce el tiempo que se dedica al proceso de diseño y al proceso de definición de los productos, pasando de meses a días. Es un gran beneficio porque se ahorra mucho tiempo y dinero y permite definir un plan de validación basado en el feedback de los usuarios.

  • Los Design Sprint reducen rápidamente los ciclos de desarrollo de producto.

Antes de invertir en el desarrollo de un producto o de una nueva funcionalidad que requiere un proceso costoso, se puede dedicar 5 jornadas para que el equipo entienda el problema al que se enfrenta la compañía, diseñar las soluciones, crear un prototipo funcional y validar las ideas en cuestión de horas. Logrando ser una organización más ágil.

  • Feedback real con los Design Sprint.

Con el Design Sprint se conoce de primera mano y rápidamente el feedback real de los clientes. Este feedback es crucial porque ayuda a mejorar el producto o servicio al mismo tiempo que se diseña. Por otro lado, los equipos están trabajando de forma activa en el proceso, ya que el ciclo de producción implica diferentes fuentes de información dentro de la organización.

  •  Valida las ideas de negocio.

A través del Design Sprint se puede diseñar el plan de validación de la idea de negocio o una funcionalidad del producto. Teniendo claro cómo va ser el proceso, el tiempo que se va a invertir y el tipo de resultados con el que podemos continuar el proceso de transferencia del producto al mercado.

  • Genera negocio e innovación.

Design Sprint aporta a los equipos una forma de trabajo que permite resolver problemas complejos en una semana. Así se puede llegar a lograr un enfoque nuevo del proyecto al que se hubiera tardado meses, incluso años.

  • Alinea expectativas con los equipos.

Logrando que todos los departamentos compartan conocimiento, necesidades y estrategia para que el resultado sea una solución que satisface y resuelva necesidades. Pudiendo hacer que el paso a deploy sea un ciclo de integración continua de producto.

  • Ayudan a medir.

El Design Sprint emplea procesos de medición en las diferentes fases que recorre la metodología. Lo que permite medir los resultados obtenidos al final del proceso, así como el impacto de los mismos sobre los negocios y sobre el equipo y el surplus generado durante el proceso.

  • Metodología ágil y rápida que se puede aplicar a los negocios.

Una vez que se interioriza la metodología Design Sprint se puede usar y coordinar con otros procesos que ya se hayan establecido en los proyectos o negocios.

Fuente: Plan Magazine