¿Conviene darse de baja como autónomo en verano?

Hay que plantearse ciertas cuestiones en el caso de que como autónomo estés pensando lo de darte de baja en los meses de verano

 

 

 

Muchas veces la época estival trae consigo un descenso del trabajo para los autónomos, que ven como su productividad va reduciéndose hasta llegar a mínimos. Este hecho que sobre todo se da en negocios con mucha estacionalidad provoca que muchos de los empresarios autónomos se planteen darse de baja durante los meses de verano para ahorrarse la cuota, pero esto puede ser una mala idea si no tienes en cuenta todas las variables.

Por ejemplo, si estas percibiendo alguna de las bonificaciones que ofrece la Seguridad Social puedes perderlas al darte de baja durante esos dos meses, por lo que perderías el derecho a seguir con la cuota reducida. Otra de las desventajas es que durante los meses que como autónomo te des de baja no podrás emitir ninguna factura a clientes, ni desgravarse los gastos derivados de la actividad, así como tampoco podrás deducirte el IVA al no estar dado de alta en la Seguridad Social como empresario autónomo.

Sin olvidarnos claro de los trámites burocráticos que hay que realizar tanto para darte de baja como para posteriormente volver a darse de alta, ni de la pérdida de coberturas sociales, ya que mientras estemos fuera del RETA no acumularás meses de baja para tu jubilación. Recuerda que darte de baja tampoco te libra de tus obligaciones con la Administración.